lunes, 22 de junio de 2015

10 cosas que no sabías de Mad Men

En recientes días, terminó la espléndida serie Mad Men. Deslumbrante, extraña, la serie que durante 7 años nos hizo vivir y sentir los 50s y los 60s llegó a su fin. Mad Men no es una serie que arrastre multitudes como The Walking Dead o Chespirito, porque simplemente no es para todos: su trama es sutil y densa, tan sutil, que en frecuentemente parece que no pasa nada; pero sí pasa y mucho; y por eso es que aquí la adoramos; de manera que como homenaje final, les presentamos 10 cosas que no sabíamos de Mad Men (y descanse en paz).


10 cosas que no sabíamos de Mad Men


1. Las ventas de Lucky Strike aumentaron 70% desde el estreno de Mad Men.


En Mad Men, la marca de cigarros Lucky Strike -también apodada "Luckies"- es la principal cliente de la agencia publicitaria que protagoniza la serie; por lo que esta marca recibió valiosísima publicidad gratuita desde el primer capítulo;  esto, unido a la visión de un maldito y sensual Don Draper fumando Luckies en todo momento, dispararon las ventas de Lucky un sorprendente 70% más. Hecho que probablemente no hubiera pasado si la audiencia hubiera conocido nuestro número 2:

2. Todos los cigarros que fuman en Mad Men... son falsos.

Mad Men... todos fumaban; todos bebían... mucho.

Así como las industriales cantidades de alcohol que consumen en la serie no eran alcohol (la mayoría de las veces, por lo menos) sino té con el color adecuado para simular la bebida requerida; los -miles de- cigarros fumados en Mad Men no tenían tabaco, sino una mezcla de hierbas naturales. ¿Acaso la producción de Mad Men pertenece a la liga anti-tabaco? No; los cigarros falsos se usaron debido a la ley del estado de California, que prohibe fumar en el lugar de trabajo... lo cual nos lleva al siguiente número:

3. El 99% de la serie fue grabada en Los Ángeles.


Aunque Mad Men ocurre en Nueva York, en realidad sólo el primer capítulo fue grabado en la Gran Manzana; el resto de la serie en todas sus temporadas, fue realizada en Los Ángeles, para comodidad de actores, productores y escritores... aunque esto último es interesante de decir, porque:

4. Casi todos los escritores de Mad Men son... escritoras.

Esto sorprende, toda vez que Mad Men se caracterizó, además de su preciosa estética vintage, por mostrar lo políticamente incorrecta y machista que eran los 50s y 60s, como con escenas donde un doctor regaña a una de las protagonistas por usar anticonceptivos "¡Sin estar casada!", entre otras. Exactamente 7 de los 9 escritores son brillantes mujeres, que lograron redefinir la manera en que se hace la televisión y le dieron un nuevo significado a lo "vintage"... costara lo que costara, como puede verse en el siguiente:

5. Mad Men pagó $250,000 dólares para presentar una canción de los Beatles.

Una de las características de Mad Men es su capacidad de crear momentos impactantes, a todo costo; así, no se escatimó en pagar un cuarto de millón de dólares por los derechos de tocar "Tomorrow Never Knows" de los Beatles al final del capítulo "Lady Lazarus". Así ya no suenan nada caros los $12 pesos que desde el cielo cobra Steve Jobs por las canciones.

6. Hacer cada episodio de Mad Men cuesta 2.8 millones de dólares.

Entre vestuarios y peinados (que no es fácil: cada prenda es diseñada para cada personaje y en correspondencia con la época) y ambientación (que puede llegar a incluír carros clásicos de los 50s y 60s; así como aparatos como televisores o refrigeradores) más los sueldos de actores y productores, hacer cada episodio de Mad Men cuesta 2.8 millones de dólares. Pero a veces el dinero no es lo más importante; como podemos ver en el  número 7:

7. Uno de los principales personajes, Roger Sterling, casi muere en la primera temporada.


Y es que el actor que lo personificaba, John Slattery, de hecho estuvo a punto de retirarse del show; John había audicionado para el personaje principal, Don Draper, pero no lo obtuvo; y estuvo algo a disgusto en los primeros capítulos, además de que tenía otro trabajo; todo lo cual hizo pensar al productor Weiner en matar a Sterling en la mismísima primera temporada. Al final Slattery le tomó gusto a Mad Men, decidió quedarse, y su personaje se convirtió en uno de los más importantes.

8. Mad Men está emparentado con Karate Kid, Los Cazafantasmas y... Harry Potter.


Ninguna película ni serie están libres de la influencia de los 6 grados de Bacon; y Mad men no es la excepción: varios de sus actores tienen ligas con otras personalidades del cine o incluso han aparecido en películas famosas (sin que lo supiéramos). La señorita Blankenship, la anciana secretaria de Don Draper es... ¡La mamá de Karate Kid!, Randee Heller.


Freddy Rumsen, cuyo nombre real es Joel Murray es el hermano de... ¡Bill Murray! el cazafantasmas mayor, el mismísmo del día de la marmota.

Freddy Rumsen

Y el actor británico Jarred Harris, que personifica a Lane Pryce es hijo de Richard Harris, el mismísimo Aldus Dumbledore en las dos primeras películas de Harry Potter.



9. Mad Men lanzó una canción al No 1 del Billboard


En el capítulo 1 la temporada 5, Jessica Paré quien interpreta a la secretaria y luego esposa de Don Draper, Megan Draper, le canta a su sorprendido esposo una canción durante una reunión;
la sensual e inesperada tonada es "Zou Bisou Bisou"... fue la locura: se convirtió de inmediato en Topic Treding en twitter, y al día siguiente el tema "Zou Bisou Bisou" salió a la venta de manera digital y también ¡como disco de vinilo!, arrollando en las ventas y llegando al No 1 en la lista Billboard.


10. HBO rechazó Mad Men.



Todos hemos oído de las grandes pifias empresariales, como Nokia rechazando el teléfono inteligente, o a Kodak negándose a producir cámaras digitales; pues éste es un eslabón más en la cadena: El guionista-productor y creador de Mad Men, Matthew Weiner, ofreció a HBO su nueva idea, la serie Mad Men; como Weiner ya había trabajado con gran éxito escribiendo The Sopranos para HBO, esperaba un sí. En vez de eso, le dijeron que Mad Men no servía. Weiner, desilusionado, apretó los dientes, no se rindió, y al fin logró venderle la serie a AMC, quienes jamás habían producido series dramáticas, y en ese entonces eran vagamente conocidos por proyectar películas viejas. AMC se arriesgó, compró una temporada, y el resto... es historia: Mad Men resultó la serie más aclamada por la crítica, ganando 15 Emmys y 4 globos de oro, entre otras distinciones. Ahora HBO ve cómo AMC crece y crece con éxitos como The Walking Dead, (la serie más vista de la historia del cable), o Breaking Bad (quizá la mejor serie de la historia).



11. Don Draper está basado en una persona real.
Draper Daniels a la izquierda; Don Draper a la Derecha
El protagonista de Mad Men, un casi superhombre mezcla de James Bond de la publicidad con James Dean con traje sastre, en realidad existió. El Mad Men mayor está basado, al menos en parte, en Draper Daniels, una leyenda de la publicidad de Chicago, director creativo de la agencia Leo Burnett, y creador nada más que de el Hombre Marlboro. Como Don, Daniels fumaba mucho y tomaba más; además de ser un reputado mujeriego. ¿La diferencia? Se convirtió en hombre de una sola mujer luego de casarse... o eso asegura su viuda.


Pues así despedimos a Mad Men, una serie fascinante, impecable, y tan bien escrita y aclamada que en 2011 la revista "Ask men" nombró a Don Draper el hombre más influyente del año, por sobre personalidades como Barak Obama o Putin. Nada mal para un personaje ficticio. Eso es poder.







Publicar un comentario