miércoles, 22 de octubre de 2014

Las 30 frases más terroríficas de los libros más terroríficos

La literatura produce placer, emoción y alegría; pero también puede producir terror. Y es que muchas veces la palabra escrita puede ser más inquietante que la más macabra de las imágenes; por eso las 30 frases más terroríficas de los libros más terroríficos nos prometen una fascinante pero truculenta lectura. Así, pues, con toda confianza,"Entrad, y perded toda esperanza"... jajajajaja (leer esto último con voz del video Thriller) 





"Maldito sea el día en que recibí la vida. Maldito sea mi creador."
Frankenstein,  Mary W. Shelley





"No hay vida en este cuerpo. Yo soy nada, sin vida, sin alma, odiado y temido, estoy muerto para todo el mundo. Escúchame: yo soy el monstruo al que los hombres vivos matarían. Yo soy Drácula.”
Drácula, Bram Stoker





"Tal vez hubiera muerto sencillamente porque le aterraba seguir vivo." 
Las Cuatro Estaciones, Stephen King





"Yo soy Damien Karras -dijo el sacerdote-. ¿Quién eres tú?
—El demonio."
El exorcista, William Blatty





"Lo ahorqué porque recordaba que me había querido y porque estaba seguro de que no me había dado motivo para matarlo; lo ahorqué porque sabía que, al hacerlo, cometía un pecado, un pecado mortal que comprometería mi alma hasta llevarla -si ello fuera posible- más allá del alcance de la infinita misericordia del Dios más misericordioso y más terrible." 
El gato negro, Edgar Allan Poe 





"Vivimos en una plácida isla de ignorancia en medio de mares negros e infinitos, pero no fue concebido que debiéramos llegar muy lejos. Hasta el momento las ciencias nos han causado poco daño; pero algún día, la reconstrucción de conocimientos dispersos nos dará a conocer tan terribles panorámicas de la realidad, y lo terrorífico del lugar que ocupamos en ella, que sólo podremos enloquecer como consecuencia de tal revelación, o huir de la mortífera luz hacia la paz y seguridad de una nueva era de tinieblas."

La llamada de Cthulhu, H. P. Lovecraft.




"Lázaro, nuestro amigo, está dormido, pero voy a despertarle"
Cita de La Biblia, Evangelio de San Juan,
en Cementerio de Animales, 
Stephen King





"Cuando miras hacia el abismo, el abismo también mira hacia tí."
Cita de Federico Nietzsche en Misery, Stephen King






"El maestro habría pasado una vida agradable -pese al diablo y todos sus manejos – si en su camino no se hubiera cruzado una mujer, ente que causa más confusión al hombre mortal que cualquier fantasma, duende o la estirpe entera de las brujas."
La leyenda de Sleepy Hollow, Washington Irving





"...los casos más fáciles de tratar son aquellos en que la entidad posesora es el espíritu de algún muerto. Sin embargo, en el otro importante tipo, la nueva personalidad es siempre agresiva, hostil respecto a la primera; de hecho su principal objetivo es destruir, torturar y, a veces, incluso matar."
El exorcista, William Blatty





"¡Vamos! ¡Vamos a dar una vuelta, jefe!"
Christine, Stephen King





"Retrocedieron con inexpresable horror al descubrir que el sudario y la máscara cadavérica que con tanta rudeza habían aferrado no contenían ninguna figura tangible. Y entonces reconocieron la presencia de la Muerte Roja."
La máscara de la muerte roja, Edgar Allan Poe





"Eddie descubrió una de las grandes verdades de la infancia: los adultos son los verdaderos monstruos."
Eso, Stephen King



"…cogí de nuevo la paleta y acabé sin interrupción las quinta, sexta y séptima hiladas. La pared se hallaba entonces a la altura de mi pecho. De nuevo me detuve, y, levantando la antorcha por encima de la obra que había ejecutado, dirigí la luz sobre la figura que se hallaba en el interior: Una serie de fuertes y agudos gritos salió de repente de la garganta del hombre encadenado."
El barril de amontillado, Edgar Allan Poe 



“¿Ha oído hablar alguna vez de exorcismo, señora MacNeil?
El exorcista, William Blatty





"Flotan, Georgie. Y cuando estés aquí abajo, conmigo, tú también flotarás."

Eso, Stephen King








"Regresaré de mi propia muerte para vengar la de ella con todo el poder de las tinieblas."
Drácula, Bram Stoker




"Usher, adivinando quizá mis pensamientos, murmuró algunas palabras, por las cuales supe que la muerta y él eran mellizos y que entre ambos habían existido siempre simpatías casi inexplicables."
La caída de la cada de Usher, Edgar Allan Poe



 "A veces morir es mejor…"
Cementerio de Mascotas, Stephen King





“Si no he de inspirar amor, inspiraré temor.”
Frankenstein,  Mary W. Shelley





"El lugar lógico para encontrar una voz de otros tiempos es un cementerio de otros tiempos."
En las montañas de la locura, H. P. Lovecraft.



"¿Esta es mi recompensa por defender la iglesia de Dios? ¡Reniego de Dios!"
Drácula, Bram Stoker







"Pensar que hay algo debajo de la cama y que si dejas caer la mano te la agarrará…" 
Las Cuatro Estaciones, Stephen King




"Yo fui el primero que haya hecho lo mismo para hacer realidad sus placeres.."
El extraño caso del Dr. Jekyll y Mr. Hyde, Robert Louis Stevenson




"...llegaron a un litoral de lodo, fango y ciclópea mampostería que no podía ser otra cosa que la sustancia tangible del terror supremo de la tierra: la ciudad cadavérica y de pesadilla de R'lyeh, construida hacia incontables eones por repugnantes figuras que procedían de las estrellas sin luz."
La llamada de Cthulhu, H. P. Lovecraft.







"¡Golpea exhausto el poste tosco y recto e insiste infausto que ha visto a los espectros!."
Eso, Stephen King





“Maldecirás al sol que alumbra tu desgracia.”

Frankenstein,  Mary W. Shelley






"Cualquier persona que haga esas cosas es un ser muy enfermo, y enfermo de un modo muy especial. Hay un nombre clínico para esa clase de perturbación; se llama satanismo, y se refiere a esas personas que no pueden tener ningún placer sexual, a menos que sea en conexión con un acto blasfemo."
El exorcista, William Blatty







"Wendy, querida, ¡Luz de mi vida! No voy a hacerte daño. No me dejaste acabar mi frase, dije: No voy a hacerte daño, sólo voy a reventarte los sesos. ¡Voy a reventártelos cabrona!"
El resplandor, Stephen King





"He estado tan ocupado tirándome de los pelos por mi carrera que no he prestado suficiente atención a tu vida. Tengamos un bebé, ¿quieres?"
La semilla del Diablo (El bebé de Rosemary), Ira Levin




"Nunca más..." 
El cuervo, Edgar Allan Poe











"Soy una de las pocas personas de nuestra pequeña y feliz familia que no duda en cantar de plano lo que hizo: Cometí un homicidio." 
Las Cuatro Estaciones, Stephen King






"¡Escúcheme, hombre de corazón duro! ¡Escúcheme, orgulloso, severo y cruel! ¡Habría podido salvarme y devolverme la dicha y la virtud, pero no quiso! Usted es el destructor de mi alma, mi asesino, ¡Que caiga sobre usted la maldición de mi muerte y la de mi hijo aún no nacido!"
El Monje, Matthew Gregory Lewis


Publicar un comentario