miércoles, 18 de junio de 2014

Líderes mundiales que se ven ridículos con un balón de futbol

Políticos: O los odias o los amas... bueno, ok, nadie los ama. Y por eso, especialmente en épocas electorales, necesitan de vez en vez "darse un baño de pueblo" haciendo ante las cámaras actividades que la gente común hace, como comer tacos, tomar el autobús... o jugar con un balón de futbol; sólo que a muchos políticos los traiciona su falta de práctica y por muy importantes y poderosos que sean, estos líderes mundiales se ven ridículos con un balón de futbol:

George W.Bush. Parece más portero de hockey
que de futbol, aunque de un extraño deporte donde
usan botas en vez de zapatos deportivos.


El primer ministro inglés David Cameron, quien pensó que Gary Lineker
era un jugador de voleyball


Fidel Castro haciéndole un poco al oso


El presidente de Estados Unidos Gerald Ford moviendo el balón
con la técnica "zombie a punto de comer un cerebro"
A la derecha, el rey Pelé que no se aguanta la risa.

La canciller alemana Angela Merkel haciendo uso
de sus poderes de hechicería
para hacer levitar el balón.

Bill Clinton chuta un tiro de esquina.
Las rejas son para proteger a las porristas del
presidente cachondo



El presidente francés Francois Hollande visita una cancha de la 3a división,
demostrando su poco dominio del balón y de la gente, pues los únicos
que le hacen caso son su ayudante, y el árbitro, y eso porque necesita el
balón para seguir jugando.

George Bush se faulea solo

El secretario de estado estadounidense, John "Quiero-parecer-francés" Kerry

Marco Maia, diputado Federal de Brasil,  quien luce aterrorizado
por el horripilante balón que está a punto de caerle en la cabeza.
A la derecha, Neimar ríe cruelmente.

La primera ministra neoliberal Margaret Thatcher, pateando el balón
-mejor que los demás hombres de esta lista- en la cancha de un orfanato...
sólo le estorbaba: 20 minutos después, mandó privatizar el terreno del orfanato,
vendiéndoselo a un corporativo, que lo convirtió en estacionamiento.

El presidente francés Nicolas Sarkozy, quien más que patear
el balón, se revisa si pisó caca. Tiene cara de que sí. ¡merde!

Obama luciendo sus pantalones de papá-que-lleva-sus-hijas-al-juego.
Al fondo, una agente del servicio secreto le cuida las espaldas.

El presidente neoliberal Ronald Reagan también pateando un balón con
la técnica de quien aleja a un perro mientras se come un taco.
Igual que con su colega Margaret, el balón fue subastado,
y los niños que esperaban jugar con él, vendidos a las minas de sal. (Mc Donalds)
A la izquierda, Pelé mira con precaución por si también querían venderlo.

El primer ministro Tony Blair patea el balón casi con asco.
Tal vez no le agradó saber que lo habían tocado esos "niños amarillos".

El presidente ruso Vladimir Putin recibe a los campeones del CSKA de Moscú,
y demuestra que le gusta patear lo que sea, desde ucranianos hasta balones.

Publicar un comentario