viernes, 30 de mayo de 2014

35 Frases de amor... y odio de El Padrino

El Padrino de 1972, la película de Francis Ford Coppola, es considerada por muchos como una de las mejores películas de todos los tiempos. Y lo es, entre otras cosas, por su estupendo guión, lleno de memorables frases, varias de las cuales han entrado ya al dominio popular al grado de que muchas de las sentencias que usamos diariamente no sabíamos que en realidad, provienen de El Padrino; y es que las frases de esta obra maestra de la cinematografía son memorables porque combinan de manera inimitable al mismo tiempo una amenaza y un consejo; la amistad y los negocios; la fraternidad y la venganza; el amor y el odio



Le haré una oferta que no podrá rechazar.


Haz que parezca un accidente.


Mantén la boca cerrada y los ojos abiertos.


La política y el crimen son lo mismo.



Cada vez que enfermo me hago más sabio; cuando muera seré un genio.


Deja la pistola y tráete los cannolis.


Recuerda esto, mantén cerca a tus amigos, pero más cerca a tus enemigos.




No es nada personal, son sólo negocios.


"I believe in America".


Cada hombre tiene su propio destino. 


Nunca odies a tus enemigos, afecta tu razón.


Un abogado con su maleta puede robar más que cien hombres armados.


El poder agota a los que no lo tienen.



La amistad lo es todo. La amistad vale más que el talento. Vale más que el gobierno. La amistad vale casi tanto como la familia.


 Te diré algo que aprendí de mi padre: Intenta pensar cómo piensan los que te rodean. Con esta base, todo es posible.


 Nunca seas violento. Nunca seas agresivo... razona tus problemas... la gente desconocida no debe saber lo que piensas.


 No me digas que eres inocente. Es un insulto a mi inteligencia. Y eso no me divierte.



No quiero matar a todos... Sólo a mis enemigos.


No necesito matones, necesito más abogados.


El hombre más rico es el que tiene los amigos más poderosos


Nunca me preguntes por mis negocios, Kay.


El destino cometió un error contigo: tenías que haber nacido muerto; yo corregiré ese error.


 La venganza es un plato que se sirve mejor frío.


 ¿Vienes a mi casa, el día de la boda de mi hija a pedirme que mate por dinero? .       


 ¿Qué clase de hombres seríamos si no fuésemos capaces de razonar? 



-Eso es una ingenuidad, los senadores no matan a la gente
-¿Ahora quién es el ingenuo?



 Un hombre que no sabe ser un buen padre, jamás será un hombre auténtico.


Amistad y dinero… agua y aceite.


Un hombre que no pasa tiempo con su familia nunca puede ser un hombre de verdad.


En Sicilia, las mujeres son más peligrosas que las escopetas.


…le apuntó a la cabeza con un arma, y mi padre le aseguró que o sus sesos o su firma estarían en el contrato…




Vienes pidiéndome un favor, el día de la boda de mi hija. Y vienes sin respeto. Y ni siquiera me llamas Padrino.


Mi padre (Don Corleone), no es diferente de ningún otro hombre poderoso... como un senador o un presidente.


¿Dónde dice que no se puede matar a un policía?



No hablamos de negocios en la mesa.




Publicar un comentario