domingo, 23 de marzo de 2014

Las 12 mejores y las 12 peores excusas para llegar tarde al trabajo

Como un servicio a la comunidad, portodoslosmedios.com les presenta las 10 mejores excusas para llegar tarde al trabajo; y para hacer un servicio social completo, también las 10 peores excusas para llegar tarde al trabajo, de manera que puedan... divertirse, porque sabemos que nuestros puntuales lectores jamás las necesitarán. Primero, las mejores:


Las 12 mejores excusas para llegar tarde al trabajo:

  1. Me atoré en el tráfico (sirve tanto si tienes coche como si no)
  2. Tuve problemas con el coche. (Batería baja, llanta ponchada, aceite, etc)
  3. La policía me paró en la calle. (justa o injustamente)
  4. El despertador se descompuso (si es el celular, pudo haberse quedado sin batería)
  5. Perdí las llaves. (del coche, la casa, o hasta de la misma oficina)
  6. Me quedé sin electricidad. (Para mayor efecto, puedes decir que te la cortaron, y a lo mejor hasta te suben el sueldo para que ya te alcance para pagar la luz)
  7. No me pude dormir temprano, y por lo tanto, no me pude despertar temprano (obvio dices que fue por hacer trabajo de la empresa)
  8. Creí que sí alcanzaba, pero se me acabó la gasolina en el camino.
  9. Asaltaron el transporte en el que iba, manito. (especialmente creíble en México; pero hay que adaptarlo; si vives en Irak, tal vez sea más creíble decir: "Explotó una bomba en el transporte en el que iba, harbano"; o si vives en Estados Unidos: "Hubo un tiroteo en el bus en el que iba, you know")
  10. Llegué a lavar mi ropa, y por la mañana, aún no se había secado.
  11. Muerte de ser querido o pariente (Esta también sólo sirve para una vez, dos máximo)
  12. Hubo junta escolar (si no tienes hijos, puede ser de un sobrino o ahijado. Obvio, cerciórate de que sea época escolar)




Las 12 peores excusas para llegar tarde al trabajo:



  1. Me detuve a rescatar un gato en un incendio.
  2. Alguien se robó todos mis narcisos.
  3. Tuve que ir a una audición para American Idol latinoamérica.
  4. Mi ex-esposo se robó mi auto así que no pude llegar al trabajo.
  5. Mi ruta hacia el trabajo fue cerrada por una caravana presidencial.
  6. Tengo amnesia transitoria y no me acordé que debía trabajar.
  7. Esta mañana fui acusado de fraude en la compra y venta de valores.
  8. La fila en Starbucks era demasiado larga.
  9. Estaba tratando de que la policía me devolviera mi arma.
  10. No tuve dinero para combustible porque todas las tiendas de empeño estaban cerradas.
  11. (por tercera vez) Mi abuela se murió.
  12. No me sentí demasiado inteligente o inspirado para ir a trabajar (y evidentemente también sin inspiración para inventar excusas)

Sé que los domingos y lunes este artículo es perfectamente inútil, pero sólo va como un mero divertimento... y ¡Suerte con tu jefe! :)


Publicar un comentario