lunes, 24 de febrero de 2014

¿Y si América hubiera conquistado Europa?

El día 2 casa 1 viento 13 pedernal, ó en términos paganos, 2 de octubre de 1492, un viajero llamado Cristóbal Colón arribó a estas tierras; fue capturado, y todas sus pertenencias, armas y tecnología estudiadas, replicadas y mejoradas por los aztecas; con lo que 11 años después, los aztecas emprendieron la conquista de Améxica, o como le llamaban sus habitantes, Europa. Tal es la alucinante, emocionante y cautivadora hipótesis sobre la que se basa la exposición "El espejo humeante" del artista ecuatoriano Eduardo Villacís.


"El espejo humeante" se muestra en una brillante exposición montada en un falso museo, dedicado a mostrar el proceso de la captura de Colón, el desarrollo de las armas aztecas, y de la posterior conquista de Europa, a la que llamaron "Améxica", es decir, lo que no es México.

Sacerdote Azteca
Esta pintura del renombrado artista Chapulitzin
muestra el momento en que el Gran Sacerdote Tlacaelel
es visitado por el Espíritu del Dios de la Guerra,
Señor Huitzilopochtli, quien le encomienda el deber sagrado
de conquistar las nuevas tierras que se encuentran al Este.
Inspirado por esta visión, Tlacaelel luego daría un brillante discurso
ante el Supremo Consejo Azteca en el cual designaba
la necesidad de conquistar aquellas tierras
como “Nuestro Destino Manifiesto”.

El falso museo muestra incluso estas armas aztecas desarrolladas a partir de los palos de fuego requisados a los exploradores españoles; así como escenas de la hipotética conquista.


Armas de fuego y municiones aztecas. 

Villacís creó esta exposición alrededor de la idea del efecto mariposa, según la cual, un solo factor que cambie en la historia puede traer resultados completamente distintos; en este caso, el factor cambiante habría sido la captura de Colón; el cual, al no volver, habría sido dado por muerto, y de hecho, habría desalentado todo intento europeo de cruzar el océano; dando tiempo a los aztecas para desarrollar la tecnología necesaria para la guerra.



En medio de su humor y sentido lúdico, "El espejo humeante" es una reflexión sobre el racismo, la intolerancia religiosa, el colonialismo y como el ganador impone su visión de la verdad y la historia.

Juicio al Papa
Juicio Del Papa Inocencio 1, Acusado De Herejia, 1512
El Supremo Sacerdote Tlacaelel vigorosamente persiguió
toda fuente de herejía. Además de su trabajo en las cortes,
él estableció el exitoso programa llamado “El Santo Cuestionario”
para detectar cualquier remanente de paganismo.
Sus métodos fueron precursores de las modernas encuestas de opinión,
tan populares en las campañas de marketing de hoy en día.
Villacís escogió a los Aztecas para realizar la conquista de Améxica y no a los más cercanos Incas (recordemos que Villacís es ecuatoriano) porque consideró que dentro de su hipótesis histórica el pueblo americano que tenía más posibilidades de realizar tal guerra eran los aztecas, por su proximidad al océano atlántico, y por encontrarse en esa época en plena expansión imperial y militar.



"El espejo humeante" se compone de dos partes principales: la exposicón en el falso museo, y una novela gráfica; la exposición ha viajado ya por varios paises de latinoamérica y por Estadops Unidos, con gran éxito; la novela gráfica sigue en desarrollo.




Pues como dice el cartel de "El espejo humeante": ¡Visite Améxica!.


Eduardo Villacís en su estudio. 

Publicar un comentario