martes, 7 de enero de 2014

Los 14 nombres más ridículos del mundo

Los psicólogos nos dicen que el nombre puede definir buena parte del rumbo de la vida. El propio Sigmund Freud aseguraba que probablemente no habría tenido tanto éxito si se hubiera llamado de otro modo; es verdad, no es lo mismo ir a una conferencia dictada por Jhon Smith ó Juan Pérez, que por Sigmund Freud. Sabedores de esto, los padres de todo el mundo se esfuerzan por encontrar el mejor nombre, que les de una pequeña ventaja extra a sus vástagos; pero a veces, se les pasa la rosca; como en:
Los 14 nombres más ridículos del mundo (en español)
















En México, donde viven Christmas Day Balam y Usnavy Marina Pérez, es posible cambiarse el nombre; ignoro en las demás naciones hermanas... aunque no sé si me cambiaría el nombre si me llamara Bond... James Bond
Publicar un comentario