viernes, 3 de enero de 2014

Esos que rescatan mascotas

Creo que la mayoría hemos tenido alguna mascota: un perro, un gato, un pez dorado o un hámster. Hay mascotas que suelen vivir sus tranquilas vidas en los confines de una jaula o pecera, en espacios perfectamente seguros y vigilados por sus amantes dueños; pero otras mascotas necesitan salir de vez en cuando a dar un paseo. Y ahí, fuera del ambiente controlado del hogar es donde podrían enfrentar algún peligro; y no me refiero a la calle, los autos, u otros animales. Es una amenaza mucho peor...


...los rescatadores de mascotas. Estos abyectos seres, armados con cerebros apenas mayores a los de las mascotas que pretenden rescatar, patrullan las calles, asechando a su presa: una mascota para rescatar. En cuanto ven a un perro o a un gato caminando por la calle, de inmediato escanean para ver si por los alrededores hay alguna persona identificable como su amo. Si no es así, su corazón se acelera y se lanzan sobre el animalito.


No importa que la mascota en cuestión esté evidentemente tranquila y simplemente tomando un paseo; sus mentecitas -quiero decir, las de los rescata-mascotas- automáticamente asumen que "son mascotas abandonadas" y los raptan; claro que para los rescata-mascotas no es un rapto, sino un rescate.



Por supuesto, tampoco les importa que el animalito lleve una correa, esté evidentemente bien cuidado y alimentado; para estos animales -nuevamente me refiero a los rescata-mascotas- lo importante es colgarse la medalla del rescate. Pero hay que ser justos, los rescata-mascotas no son tan estúpidos y ciegos, y hacen sus distinciones: nunca rescatan perros mestizos y feos, no; rescatan siempre perros de raza, o por lo menos bien cuidados y bonitos.

Uno de tantos anuncios que motivaron este post. El común denominador: No llevaban placa.
(puedes hacer click para ampliar) 

Al animal así raptado -"rescatado"- lo llevan a su guarida, casi siempre un cuarto atestado con muchas otras mascotas que tuvieron el infortunio de ser rescatadas, y que ahora vivirán el infierno de vivir mal alimentadas, sin atención médica, sin espacio, y en continuo estrés por el hacinamiento; o son ofrecidos a quien se deje, para vivir en situaciones similares.

Perro no candidateable a un "rescate" 

Así, en este día de reyes, hago la más desesperada de las súplicas para que no regalen mascotas a sus niños; no son juguetes. Pero si usted ya tiene una, y la deja salir a pasear, además de todos los cuidados tradicionales, como las vacunas, y la correa, póngale placa; son la única manera de minimizar el peligro de que un alma piadosamente estúpida como las de los rescata-mascotas le haga el favor a su animalito de salvarlo.

Saque a su perro con correa. Si tiene un gato,
siempre debe llevar placa, o puede ser rescatado

Publicar un comentario