jueves, 23 de enero de 2014

Las Barbies psicópatas suicidas asesinas de Mariel Clayton

Barbie, la popular, polémica, e icónica muñeca estadounidense creada (¿cuándo más?) en los  políticamente incorrectos 50s, es aún objeto de deseo para algunas niñas, pero más aún, objeto de crítica de muchas otras, por ser un ideal imposible -y absurdo- de alcanzar. La fotógrafa canadiense Mariel Clayton decidió demostrar que en el mundo de Barbie no todo es tan perfecto como parece, ni mucho menos, creando sorprendentes imágenes de una Barbie psicópata-asesina-suicida algo... inquietantes. Veamos...









La primera intención de Mariel era se fotógrafa de paisajes, pero en un viaje a Japón quedó fascinada con una tienda de miniaturas, y desde entonces, decidió trabajar con ellas... y con Barbie.





El trabajo de Clayton es una crítica al consumismo y al ideal capitalista de perfección, representado por Barbie.






Y por supuesto, esta obra también es un rechazo total al estereotipo capitalista de lo que se supone es ser mujer: comprar ropa, ser algo boba, anoréxica, rubia, siempre sonriente... Barbie ataca de nuevo.







Claro, algo maravilloso de las fotografías de Clayton es su sentido del humor; negro, macabro, pero humor al fin.












En fin, que cuando te toque regalarle un juguete a una niña, tal vez prefieras pensarlo dos veces, y en vez de una Barbie escogas un revolucionario libro.
Publicar un comentario