domingo, 1 de diciembre de 2013

Las 10 más extrañas costumbres navideñas

Dejando de lado que celebrar la Navidad en sí es ya una costumbre bastante extraña, además existen alrededor del mundo tradiciones que por lo menos en nuestro entorno pueden parecer bastante... particulares, como estas:


Las 10 más extrañas costumbres navideñas


Cataluña
En Cataluña los caganer son estatuillas humorísticas que representan esperanza, fertilidad y prosperidad, y que suelen ser escondidas en los nacimientos para que sean encontradas, y servir tanto como bromas como amuletos de la buena suerte. ¿Y qué son los Caganer? Son figurillass de personas haciendo el acto... que nos iguala a todos. Son populares las figurillas de personajes famosos.

Olvida el aburrido encuentra a Wally ¿Ya vieron el caganer


Islandia
Se considera que hay 13 demonios tradicionales en la isla, cada uno dedicado a un vicio, como la pereza, la ira o la envidia; si para navidad los niños se han portado bien, reciben 13 regalos, uno por demonio, pues se considera que los niños los vencieron.
 Demonios navideños islandeses 


Noruega.
En la vispera de Navidad, se acostumbra esconder todas las escobas y trapeadores de la casa, pues se cree que en esas fechas (quizá aprovechando toda la confusión y la fiesta) los espíritus malignos y especialmente las brujas, salen a pasear y hacer maldades.



Austria y Hungría
En las primeras semanas de Diciembre, los jóvenes se disfrazan de Krampus, una especie de demonio navideño, con campanas y cadenas, y salen a las calles a asustar a los niños, especialmente a los que se han portado mal, a recodarles que si no se enmiendan, se los llevarán.



Groenlandia
En Groenlandia se come Kiviak, un ave ártica, cuya carne se envuelve en piel de foca, se entierra debajo de una piedra, y se saca varios meses después, en avanzado estado de descomposición. Se sirve durante la cena del 24 de diciembre. ¿El sabor del Kiviak? Dicen quienes lo han probado que es fuerte y cortante.

Kiviak Groenlandés. 

Portugal
En la mañana de Navidad se ofrece un banquete llamado “Consoda”, en el cual se colocan lugares y platos adicionales, que se ofrecen a los espíritus de los difuntos, esperando que éstos retribuyan trayendo la buena suerte en el año venidero. (En México se hace algo semejante, pero en Día de muertos)



Italia
Los Italianos, siempre a la vanguardia en el diseño, también han creado un diseño vanguardista de árbol de navidad, éste hecho de madera, y adornado con velas, figuras, hojas y frutas, las cuales se comen al final.



Ucrania
Se considera de buena suerte encontrar una telaraña en el árbol de Navidad, por lo que se ha vuelto parte de la decoración navideña ucraniana poner una telaraña aunque sea artificial en el árbol. Esta tradición surge de la leyenda de una viuda pobre, que al no tener con qué decorar su árbol de Navidad, le pidió a una araña que le tejiera algunos adornos.



Yugoeslavia
Dos semanas antes de Navidad, los padres se acercan con sigilo al lecho de la mamá y le atan los pies; entonces deben despertarla gritando el verso: “Día de la madre, día de la madre, ¿Qué darás para que te dejemos libre?” La mamá despierta, y lejos de regañarles por tan sadomásica práctica, les dá regalos. A la semana, se repite lo mismo con el padre, quien también les dá más regalos a los niños.


Japón
Esta es más bien una no-tradición: en todo el mundo el color predominante de las tarjetas navideñas es rojo; excepto en Japón, donde las tarjetas fúnebres son precisamente, rojas.
  

Vaya que algunas de estas costumbres sí que son raras, aunque claro, ¿Qué hay más raro que celebrar en el día incorrecto, el cumpleaños de alguien concebido por un extraño espíritu?


Publicar un comentario