sábado, 9 de noviembre de 2013

Para conocer a Pancho Villa sin morir fusilado

Es un libro grueso, gordo, que lectores pusilánimes considerarían enorme; que el autor considera insuficiente, y el admirador, demasiado corto. Es el Pancho Villa, una biografía narrativa, libro de Paco Ignacio Taibo II, que recoge la vida y milagros de el revolucionario mexicano más famoso junto con Emiliano Zapata.





Fruto de una investigación de años, Taibo insiste que mucho material tuvo que ser dejado fuera, y el que está, resumido y sintetizado al máximo. Aún así, el libro tiene más de 800 apretadas páginas; aún así, su lectura es ágil y apasionante. Es como una novela de aventuras, pero reales. Es como un libro de ficción política, pero verdadera.



El libro contempla desde las múltiples mujeres y esposas que tuvo Francisco Villa hasta sus notables hechos militares, pasando por sus desconfiadas costumbres, como nunca amanecer en el mismo lugar donde había comenzado a dormir la noche anterior, a fin de que no lo pudieran sorprender sus enemigos durmiendo. O la de jamás comer de lo que le ofrecían, sino que tomaba al azar, comida de otros platos. A pesar de ser extremadamente mujeriego, Villa en cambio, era absolutamente abstemio, y reprendía duramente el alcoholismo entre sus filas, y especialmente entre sus oficiales, llegando a fusilar a varios oficiales suyos por encontrarlos ebrios.

Paco Ignacio Taibo II, el autor de Pancho Villa.
Adicto al cigarro y al refresco de cola,
aunque ya no de Coca-Cola, sino de una variedad nativa y
algo pirata hecha en el país. 

Si quieres ir ambientándote para el aniversario de la revolución mexicana, que es el 20 de noviembre, o simplemente tener un agradable y absorbente lectura, Pancho Villa es altamente recomendable; eso sí, si al terminar te da por tener 16 espos@s, no nos hacemos responsables. (Ni por tí ni por l@s espos@s)
Publicar un comentario