jueves, 28 de noviembre de 2013

Escuelas Rurales en México. El ABC de la miseria.

La manera infalible para saber si un gobierno es bueno o malo es el estado de la educación. Un gobierno bueno intentará educar de la mejor manera a la gente, pues así es la exigencia, y de ahí surgirán los siguientes gobernantes; un gobierno malo, por el contrario, tratará por todos los medios mantener en el nivel más bajo y miserable la educación, pues un pueblo ignorante es más fácil de controlar. En las siguientes fotografías, la artista Paola Níñez Solorio ha retratado el estado de varias escuelas rurales mexicanas. Saque usted sus conclusiones.



La escuela elemental Guadalupe Victoria en la región costera de Oaxaca fue construída porque los padres cooperaron para su edificación (sí, esta de arriba es una escuela rural mexicana).




 Escuela en la colina Ojo de Agua en Michoacán. Aunque en la puerta alguna vez decía Preescolar, en la única aula un solo maestro tiene que enseñar juntos y al mismo tiempo a los niños de todos los grados de primaria y preescolar.


Aula en Michoacán. Las aulas de lámina se calientan hasta los 40 grados en verano y se enfrían hasta donde el termómetro baje en invierno.


Dos aulas nuevas en Michoacán, contruídas, otra vez, por los padres de familia. En México, el presidente Peña Nieto ha propuesto una reforma educativa, que en los medios de comunicación se proclama terminará con estas insuficiencias; lamentablemente, sólo es una reforma laboral, destinada a presionar (léase eliminar) al sindicato independiente de maestros, en su mayoría pertenecientes a escuelas rurales.


Jardín de niños y un baño de madera al fondo en las Palmitas, Michoacán. Dentro de los puntos de la llamada Reforma Laboral del gobierno no se contempla ningún aumento en los fondos para mejora o construcción de escuelas.


Patio de juegos del Instituto Juvenil en las montañas de Tlaxiaco, Oaxaca. En las zonas rurales son comunes las escuelas bilingües, por lo que los mestros, además de impartir todas las meterias y grados, deben enseñar en dos idiomas.


Telesecundaria Agua de la Caña en Oaxaca. Los apagones son frecuentes en las regiones apartadas, y los niños no tienen manera de recuperar las clases perdidas. La Reforma Educativa no contempla ningún cambio al respecto.


Instituto técnico multilingüe de Tlaxiacao Oaxaca.


Sillas y aula de una escuela sin paredes, apenas con un derrído techo, sin agua , luz, ni caminos de acceso. La Reforma Educativa plantea eliminar las excesivas prestaciones que tienen los maestros rurales, y a cambio, hacerles exámenes y frecuentes controles para asegurar su obediencia calidad. Desgraciadamentente, no se plantea hacer exámenes frecuentes a los Diputados, Senadores, Ministros ni Presidentes.


Biblioteca de una secundaria en Michoacán.


No obstante las miserables, infrahumanas condiciones en que trabajan, la reforma educativa pretende quitarles a los maestros rurales quizá la única compensación económica que tienen: la seguridad de un contrato permanente de trabajo, llamado en México Base. Evidentemente, lo último que le interesa al gobierno mexicano (y a todo gobierno neoliberal que se respete) es la educación del pueblo.

Cartel preventivo en una escuela rural.  

Todo el año fue polémico en México, especialmente en la Ciudad de México, debido a los múltiples plantones, marchas, cierres viales y acampadas de los maestros rurales independientes, que protestaban contra la reforma educativa. Y todavía había automovilistas que se impacientaban y les gritaban que se púsieran a trabajar... si uno de esos automovilistas tuviera que hacer durante una semana lo que un maestro rural hace en un día, reventaría. Con todo y llantas.

Todas las fotos son de la grandiosa fotógrafa Paola Núñez Solorio.
Publicar un comentario