martes, 10 de septiembre de 2013

¿Qué tienen en común la CIA, Messi, Wall Street y el 9/11?

Con cada aniversario del 11 de septiembre, los medios de comunicación se saturan de los ya consabidos documentales sobre los atentados terroristas en las torres gemelas. Aunque hay un interesante ángulo que la televisión, los diarios y los documentales casi no mencionan. Aclaro, que lo mostrado a continuación no se trata de teorías; ya sean de conspiración o de otra clase; únicamente me limito a presentar hechos plenamente verificados.

El 10 de septiembre de 2001, un día antes de los famosos atentados del 9/11, algunos extraños movimientos ocurrieron en la bolsa de valores.  Para entender qué tipo de movimientos, explicaremos brevemente lo siguiente:




Supongamos que eres es un agente deportivo; se acerca el final de la temporada en España y también el Mundial de futbol, y te enteras que Lionel Messi ya no soporta estar en el Barcelona. Para ganarte algún dinero, vas con el Barcelona y le propones que vendan a Messi. Aceptan hacerlo en 200 millones de euros. Entonces vas con el Real Madrid y le propones que compren a Messi en 220 millones. (los 20 adicionales son, por supuesto, tu ganancia) Aceptan, y firman un precontrato. Después del mundial, si Leo pasa los exámenes médicos, el Real te pagará 220 millones, tu le darás 200 al Barcelona, y te quedarán 20 lindos millones de euros de ganancia. Pero en el segundo partido del mundial un defensa panameño le fractura la rodilla a Messi y lo deja para siempre fuera de las canchas. El Real se olvida de todo, y tú pierdes tus millones. ¡Oh maldición!



Para evitar que te pase esto, no firmas un contrato normal; firmas un contrato de venta corta con el Barsa y con el Real antes del Mundial.
El contrato de venta corta especifica lo siguiente:
El Barcelona te venderá a Messi en 200 millones o en lo que valga después del mundial;
Tú le venderás a Messi en 200 millones al Real Madrid; (mucho más barato que los 220) aparentemente no le ganas; la única ventaja es que el Real se obliga a comprarlo pase lo que pase.


Como vemos, después del Mundial, el contrato de Messi puede subir aún más, a 300 ó 400 millones, y en cambio tú estás obligado a venderlo en 200. Podrías perder hasta la camisa.  ¿Dónde está la ventaja de la "venta corta"?
La ventaja es ésta: El contrato dice que comprarás a Messi en lo que valga pasando el mundial; cuando fracturan a Messi, su contrato pasa a valer 50 centavos. Se lo compras al Barsa en 50 centavos, y además el Real está obligado a comprártelo... en efecto: en 200 millones. Son 200 millones de ganancia limpia para tí. Eso es un contrato venta corta.


En otras palabras, la venta corta es una apuesta; el agente (corredor de valores o broker) apuesta a que el valor de Messi (las acciones) bajará. Si bajan las acciones, el corredor gana, si suben, pierde. Es un movimiento usado en la bolsa de valores cuando el corredor supone que determinadas acciones van a a caer en tiempo corto.



Pues los días anteriores a los atentados, los corredores de valores hicieron varios movimientos de venta corta muy poco usuales:
Entre el 6 y el 7 de septiembre, un número inusitado de 4,744 opciones de venta corta de United Airlines fueron adquiridas.
El 10 de septiembre, otras inusuales 4,516 opciones de venta corta de American Airlines fueron adquiridas.
En ambos casos, movimientos 6 veces más altos de lo normal.
Y opciones de venta corta de las aerolineas exactamente involucradas en los atentados.


Después del 11 de septiembre, las acciones de ambas aerolíneas evidentemente se desplomaron, dando ganancias de 5 millones de dólares en el caso de las opciones de Unites Airlines y de 4 millones las de American, para los clarividentes corredores que adquirieron las opciones de venta corta.

Adicionalmente, la agencia de corretaje Morgan Stanley Dean Witter & Co, que ocupaba 22 pisos del World Trade Center, firmó los tres días anteriores al 11 de septiembre 2,157 contratos de venta corta. El promedio diario antes de septiembre era de 27; pero esos tres días en particular, decidieron firmar 2,157 contratos de venta corta, en acciones de compañías que se fueron para abajo luego de los atentados: aviación, transporte, viajes, etc.
Las ganancias fueron de cerca de $5.5 millones... en un día: el 9/11.


Pero, ¿alguien le avisó a estos corredores de valores que esas acciones caerían?, ¿Quién pudo ser?

No sé. Pero mientras reflexionamos, a manera de entretenimiento, les presento una lista de los directores y hombres poderosos de la CIA.

Clark Clifford- Exsecretario de defensa y consejero del presidente Harry Truman, escribió el acta Nacional de Seguridad de 1947 formando la CIA. Su profesión: Abogado y banquero de Wall Street.

John Foster y Allen Dulles- Los encargados de diseñar la CIA para Clifford. Ambos estuvieron activos en acciones de inteligencia durante la 2a Guerra mundial. Foster se convirtió en el Secretario de Estado del presidente  Dwight Eisenhower. Allen, por su lado fue el Director de la CIA, siendo despedido después por JFK. Sus profesiones: socios de el -actualmente- más poderoso despacho de leyes de Wall Street, Sullivan & Cromwell.



Bill Casey- Director de la CIA durante la gestión de Ronald Reagan; veterano de la OSS, (oficina de servicios estratégicos) que es antecesora de aquélla; con Nixon, presidente de la Comisión Nacional de Valores. Su profesión: Abogado y corredor de valores.

David Doherty- Actual vicepresidente de la bolsa de valores de Nueva York. Ex consejero general de la CIA.

George Herbert Walker Bush - Presidente de 1989 a enero de 1993, también fue director de la CIA en 1976. Ahora tiene contrato como consultor del grupo Carlyle, el 11° contratista de EEUU, e inversiones comunes con la familia Bin Laden. Sí, la de Osama.



 A.B. “Buzzy” Krongard- Actual Director ejecutivo de la CIA. Es ex presidente del Banco de inversiones A.B.Brown y ex Vicepresidente del Banker’s Trust.

John Deutch - Director de la CIA en la administración Clinton. Actualmente es miembro del comité directivo de Citigroup , el 2° mayor banco, el cual ha estado repetidamente envuelto en acusaciones de lavado de dinero; esto incluye la compra en 2001 de Banamex, un banco mexicano sospechoso de lavado dinero.

Nora Slatkin- Directora ejecutiva, y el "tercer hombre más poderoso" de la CIA en la administración Clinton. Actualmente, también es miembro del comité directivo de Citigroup.

George Tenet- Director de la CIA durante el mandato de baby Bush, y durante los atentados terroristas del 9/11. Luego fue Director independiente de la contratista de defensa Quinetiq, y actualmente Director del banco de inversión Allen & Company.

OK, tal vez son demasiadas coincidencias entre banqueros, corredores de bolsa y la CIA, pero al fin y al cabo, son sólo eso, coincidencias, y las coincidencias existen; ó ¿Acaso Obama no ganó el premio Nobel de la paz?







Tal vez te interese también: las 15 "torres gemelas" de la historia ó
ó las 10 estrategias de manipulación mediática
Publicar un comentario