martes, 3 de septiembre de 2013

7 razones para que 1984 de Orwell esté de moda otra vez

1984 es una novela de ficción escrita por el británico George Orwell hace más de 80 años. Pero ¿De que se trata 1984? ¿Porqué que de nuevo se habla de ella, aumentando sus ventas en este año 2013 un increíble 7,000%? ¿Porqué se puso de moda otra vez?

Cartel de 1984, de George Orwell 



1. Porque 1984 es de ficción. 

Y la ficción no pasa de moda; desde la Odisea de Homero, pasando por las historias de Los imperios del sol de Cyrano de Bergerac, hasta Julio Verne, a la humanidad siempre le han fascinado las historias que le transportan a otros mundos, aunque a veces estos sean mundos desgraciados, apocalípticos, como las historias de zombies.

El sombrío mundo totalitario de 1984 
Orwell habla sobre un mundo futuro (por lo menos era futuro en 1949, cuando fue escrita) precisamente en el año 1984, en el que el planeta está dividido en tres grandes estados militares. Ninguno es bueno, los tres son estados totalitarios, cuyos gobiernos sólo buscan permanecer en el poder dominando a sus respectivas poblaciones; incluso inventan pretextos para estar en constante guerra contra los otros, y aumentar así aún más el control sobre su población. 

2. Aunque 1984 es de ficción, no es de ficción. 

Me explico: El estado totalitario de el que escribió Orwell está basado en la Alemania Nazi, y principalmente en la Unión Soviética. De hecho casi cada detalle de la novela está inspirado en hechos reales: la manera en la que se borraba toda mención de una persona caída en desgracia en los periódicos, libros y medios de comunicación, realmente se llevaba a cabo en la URSS.
Un ejemplo clásico de el borrado de personas: Arriba, Kliment Voroshilov, Molotov, Stalin, y
 Nikolai Yezhov in 1937 . 5 años después  Nikolai Yezhov cayó en desgracia, y fue simplemente borrado de los registros. 
Hasta la práctica mencionada en 1984 de contraer los nombres de las entidades, como Ingsoc, en vez de Socialismo Inglés; Miniver por Ministerio de la Verdad; está inspirada en una práctica que efectivamente realizaba la Unión Soviética, donde realmente existieron el Komsomol, la Kommunisticheski Soyuz Molodiozhi, (Unión Comunista de la Juventud);  y ya mencionamos en esta otra entrada al Intourist, el Instituto para el turismo; entre otros muchos.
Logo del Ingsoc, de 1984 

Logo del Intourist, de la URSS 

Logo del Komsomol, también de la URSS  
Son tantas las prácticas Nazis y Soviéticas recreadas en 1984, que contarlas todas equivaldría a contar el libro entero.

3. The Big brother. El gran hermano. 

Es el siniestro personaje más recordado de 1984.  Es un ente omnipresente, que también es el gobernante, que rige y vigila las vidas de todos; está basado tanto en Hitler como en Stalin, y el culto prácticamente religioso que se hacía a sus personas.  
El culto a la persona es su presencia omnipresente en todos lados. 

Y aunque intentaron controlar la vida de sus habitantes hasta el último aspecto, ni los soviéticos ni los nazis, (probablemente por la falta de la tecnología adecuada), lograron llegar al extremo que Orwell muestra: en la novela 1984 hay pantallas y micrófonos en el trabajo y en las casas, incluso en cada  habitación, a través de las cuales el gran hermano vigila de día y noche a cada ciudadano. 
La pantalla desde donde el gran hermano vigila, de día y noche. 



4. Doblepensar. 

Doblepensar es una palabra creada por Orwell para 1984, y que básicamente significa pensar una mentira como verdad y una verdad como mentira, ambas cosas al mismo tiempo. Por ejemplo, en la novela existen el "Ministerio de la Abundancia", que en realidad administra la escasez; el "Ministerio del amor" que que se dedica  al guerra y la tortura, o el "Ministerio de la verdad" que se dedica a la mentira.

El Ministerio del Amor, el dedicado a la Guerra.
Con la cantidad necesaria de propaganda, se logra que la gente acepte ese doble pensamiento, y que por lo tanto, nunca sienta que está siendo engañada por el gobierno, pues si el gobierno dice negro, al mismo tiempo significa blanco; de ambas maneras, el gobierno tiene razón. Nadie se rebela, pues no se sienten engañados.
Frases capitales en 1984, que todos los ciudadanos debían repetir una y otra vez:
"La guerra es la paz
La esclavitud es la libertad.
La ignorancia es fortaleza. "

A los ciudadanos que de todos modos se llegan a rebelar, ocasionando escándalo e inquietud entre los demás, se les captura, y se les reeduca; es decir, les lavan el cerebro por semanas o meses. Cuando vuelven a salir, al público lo hacen arrepentidos, pidiendo perdón, y confesando toda clase de comportamientos vergonzosos, como homosexualidad, espionaje, traición, delincuencia, etc. Luego se les elimina o se les deja en un calabozo.

5. Bradley Manning. 

El soldado Bradley Manning filtró cientos de miles de documentos confidenciales del gobierno sobre las guerras de Afganistán y de Irak, así como de comunicados diplomáticos... Y ahí comenzaron las tenebrosas coincidencias del mundo actual con 1984: en estos documentos se descubrió que la mayoría de las causas de la guerra en Afganistán e Irak eran falsas, y que el gobierno norteamericano miente, espía y ataca cibernéticamente a prácticamente todos los países del mundo.  
 
Incluso el destino de Manning fue al mejor estilo de 1984: luego de ser arrestado, vilipendiado públicamente, y condenado a 35 años de cárcel; ya volvió para pedir perdón por haber perjudicado a los EU y declarando que quiere convertirse en mujer. 

6.  Edward Snowden. 

Especialista en cibernética, trabajó como contratista para la CIA. Ya adentro del sistema, se dió cuenta de las prácticas del gobierno estadounidense y las reveló a el periódico the Guardian.
 
Y entonces fueron revelados al público hechos que podrían haber sido escritos por Orwell pero que son escalofriantemente reales: Snowden reveló que la CIA (sí, ya notaron que también es una contracción, como: USA, FBI...  Intourist, Ingsoc, o Miniver) decíamos, la CIA, el ministerio encargado de proteger al ciudadano, en realidad lo espía, lo controla y lo castiga; la CIA espía cada llamada telefónica hecha. Monitorea todas las comunicaciones y medios electrónicos: la web, los e-mails, la mensajería virtual, facebook, y prácticamente toda información que viaje por el ciberespacio.
 
Snowden alcanzó a escapar de la justicia estadounidense y luego de una novelesca huída por todo el mundo, alcanzó refugio, paradójica, irónicamente... en Rusia. 

7. Lo que no logró la URSS lo logró EUA: El gran hermano ya es una realidad. 

Y en una declaración hecha al más puro estilo del doblepensar, el premio nobel Barack Obama dijo que "el registro de llamadas es necesario para combatir al terrorismo". Es decir:, sí, somos el gran hermano.  La policía del pensamiento de 1984 ya existe y piensa buscar y castigar al que la desafíe.

Sí, nosotros espiamos. Acéptalo.
Obeciencia.
Control.
Te estamos vigilando. 
El escándalo en EEUU y el mundo ha sido mayúsculo, y muchos han notado que 1984 no sólo se parece: es una estremecedoramente exacta profecía de la realidad actual; sólo que Orwell nunca pensó que quien la cumpliera fuera el país de la libertad, los EUA. Y que superando a el gran hermano, ha logrado instalar esa pantalla omnipresente no sólo en todos los hogares, sino en cada persona.

Sí, esa pantalla omnipresente que controla todos tus actos ya existe, y es aún más completa que los más enfermos sueños de Orwell; se llama teléfono celular: monitorea a dónde vas ("¡ya hice check in!"), qué piensas (Twitter), qué comes (Instagram, "¡yummi!"), con quiénes te juntas ("¡y esto para Facebook!") y en general sabe todos tus gustos y hasta tus perversiones (Google).


No pretendo satanizar la red, ni sugerir siquiera que se deje de usar; al contrario: afortunadamente, el monitoreo en la red es total, pero el control no; al fin de cuentas, es precisamente a través de la red que se hizo la denuncia del espionaje estadounidense, y es através de ella que se puede combatir. Similia similibus, curantur. Al contrario, expresémonos, compartamos la información, unámonos, y sobre todo... pensemos.

¡Oh! creo que tocan a la puerta... pero antes, desde aquí quiero advertirl.. oh no! ahi están ... sona yu
d  e
df

v



Si te gustó esta entrada, bajo tu riesgo, camarada, lee 1984, el mejor comercial de todos los tiempos
ó
Las Profecías de Robocop convertidas en realidad
Publicar un comentario