domingo, 25 de agosto de 2013

El arma contra el espionaje del siglo XXI: La máquina de escribir

Sí, para defenderse de las filtraciones de información ultra-secreta en el siglo XXI, la mejor arma es un invento del siglo XIX.





La FSO, (Servicio Federal de Protección) de Rusia, que es la agencia encargada de salvaguardar las comunicaciones del Kremlin y la seguridad del presidente Putin, ha hecho un pedido de $15,000 dólares de máquinas de escribir Triumph Adler.
Una fuente de la FSO declaró al periódico Izvestiya que "Luego de la filtraciones de documentos de Wikileaks, las revelaciones de Edward Snowden a los medios de comunicación, y los reportes de que (el primer ministro ruso) Dmitry Medvedev fue espiado durante la cumbre G20 en Londres, se decidió extender la práctica de realizar los documentos en papel".

He aquí el arma: una Triumph Adler


Y es que los documentos producidos por la máquina de escribir tienen varias ventajas que los hacen más seguros que los virtuales:
  • No pueden ser copiados ni sustraídos con la facilidad de los documentos virtuales.
  • No se pueden eliminar de inmediato
  • Es difícil ocultar el robo o sustracción de grandes volúmenes de información en formato físico. 
  • Cada máquina de escribir produce marcas únicas y características que permiten identificar con exactitud en qué máquina fue generado un documento.
Muchos documentos del ministerio de defensa y los personales del presidente Putin ya se manejan exclusivamente en papel.



Y es que si alguien en experto en seguridad, son los Rusos, o si no ¿Cuántos escándalos o filtraciones les conocemos a los líderes de la URSS?
Por eso, cuando tenga que enviar otro documento secreto, usaré el viejo y querido papel.

Fuente


Publicar un comentario