miércoles, 31 de octubre de 2012

5 parecidos y 5 diferencias entre Halloween y Día de muertos

Como sabemos, el 31 de octubre se celebra, especialmente en EEUU, El Halloween. En seguida, el 1 y 2 de noviembre se celebra, especialmente en México, El Día de Muertos*




*(Con esto me refiero al Día de Muertos, con las particularidades de su festejo en México; no a la fiesta de Todos los Santos  ni al día de los Fieles Difuntos, que se celebra en todos los países católicos)

Para algunos, El Día de Muertos y El Halloween son tan distintos que si festejas uno, es impropio festejar el otro; para otros, son exactamente lo mismo. ¿Qué tanto hay de cierto en una y otra idea?




Para empezar, nos sorprenderá saber que Halloween y Día de Muertos en realidad comparten varias similitudes insospechadas:

¿En qué se parecen Halloween y Día de Muertos?


1. Tanto Halloween como el Día de Muertos son celebraciones no cristianas. 

Y se basan en la idea de que en algún momento entre el 31 y el 2 de noviembre, se abre una puerta en el mundo carnal, que los espíritus del más allá pueden transpasar. El principio y escencia del Halloween está en las antiguas fiestas celtas de la cosecha, Samhain; mientras que el Día de Muertos se origina en los festejos indígenas a la diosa Mictecacihuatl, señora de los muertos.

Los Celtas adoraban principalmente a deidades de la naturaleza.


2. Halloween y Día de Muertos son tradiciones de resistencia. 

Halloween representa festividades allegadas a la brujería, perseguida tanto por la iglesia Católica como por los puritanos protestantes, prácticas que lograron sobrevivir a la cacería de brujas y a la inquisición. Asimismo, el Halloween representa la transgresión y la ruptura del orden, que intentan ser dominados mediante la entrega de sobornos o dulces.

Quema de brujas en Europa

Por otro lado, la celebración del Día de Muertos es una tradición indígena, que se mantuvo a pesar de la conquista y de la persecución posterior; siendo, igual que Halloween, perseguida por la inquisición. Lo más que logró la Iglesia, fue agregarle a la festividad indígena elementos católicos como la cruz y las imágenes, pero la celebración se mantiene escencialmente igual.

Quema de herejes en América. Diferente continente; mismos métodos.


3.Tanto Halloween como el Día de muertos se representan principalmente por el color anaranjado y el negro.

El naranja del Halloween viene de la costumbre de vaciar calabazas de ese color y hacerles hendiduras con formas de caras, usándolas como lámpara, resultando la característica Jack O' Lantern.

Jack O' Lantern en la puerta de una casa.

El naranja del Día de Muertos viene del uso de la flor del Cempaxúchitl, flor de los cuatrocientos pétalos o flor de muerto, de brillante color naranja. Se usa porque su encendido color ayuda a guiar a los difuntos en el regreso a casa, y su fuerte olor recuerda a la muerte.
En ambos casos, el negro evidentemente representa la oscuridad, al más allá y a la muerte.

Camino de flores de Cempaxúchitl para guiar el camino de los muertos. 


4. Las fechas del Día de Muertos y de Halloween fueron decididas por la Iglesia.

El Papa Urbano IV instituyó el 1° de noviembre la fiesta de Todos los Santos para que ningún santo se pudiera quedar sin ser recordado.
El Papa Urbano IV

 Así, en Irlanda, el 31 de octubre, fue conocido precisamente como All Hallows' Eve, o víspera de todos los santos, convirtiéndose con el tiempo en Hallow-een. Al unirse con la ya existente fiesta pagana del Samhain, fue tomando forma el moderno Halloween.

Festejo del All Hallows' Eve en Irlanda

Para los aztecas recordar a sus muertos era tan importante, que le dedicaban dos meses: Miccailhuitontli y Ueymicailhuitl, aproximadamente del 16 de julio y al 5 de agosto. La Iglesia intentó absorber y minimizar esta tradición, y movieron éstos festejos indígenas al 1 y 2 de noviembre, con lo que ambos días se convirtieron en Día de Muertos.


 La diosa Mictecacihuatl, señora de los muertos.


5. Tanto el Día de Muertos como Halloween son festejos de alegría.

Halloween tiene un tono más carnavalesco, orgiástico, de disfraz y de transgresión festiva. El Día de Muertos es alegre porque se puede recibir de nuevo a los que se fueron, y porque se bromea con los conocidos acerca de la muerte, con despreocupación.

Festejo con música y comida en un cementerio el Día de Muertos.
Niños pidiendo dulce o Truco en Halloween

Y ahora la otra cara de la moneda:

¿En qué se diferencian el Día de Muertos y el Halloween?

1. Cómo se ve a los espíritus. En Halloween se les teme; en el Día de muertos se les recibe.

El Halloween está basado en la idea de que las cosas del más allá, especialmente los muertos, dañan, y sus ritos buscan aplacar estas fuerzas oscuras. Por ejemplo, el propósito de colocar las  Jack O' Lantern en las puertas de las casas es evitar que las almas de los difuntos entren en ellas, y se usan disfraces de espíritus para confundirlos y evitar ser atacado.

Disfraces de Halloween; generalmente de temas macabros.

Por el contrario, la escencia del Día de Muertos en México, está en la idea de invitar a los seres queridos muertos a regresar a casa y compartir la mesa una vez más. Al ser seres queridos, no pueden hacernos daño, y se les invita con alegría a regresar a casa; incluso se cocina la comida que les gustaba y se les sirve, esperando su llegada (¡y claro!, se les pone pulque o tequila)

Altar de Día de Muertos, con la mesa puesta: la comida y debida que le gustaban al difunto. 

2. La antigüedad de la tradición. Halloween es reciente; el Día de muertos, antiguo.

El Día de Muertos, prácticamente tal como se celebra hoy, lleva más de 600 o 700 años de tradición, y sus orígenes se remontan a más de 3,000 años. El Halloween viene de prácticas Celtas y de brujería de hace "apenas" 1,200 años, y su conformación actual como la celebración que hoy se conoce, tiene tan sólo 80 ó 50 años, siendo relativamente una costumbre moderna.

Postal de 1920. Los publicistas comenzaban a delinear los símbolos e imágenes característicos de Halloween .


3. Días de duración. Halloween dura sólo una noche; el Día de Muertos dura 3 días y 2 noches. 

El Halloween dura únicamente una noche, siendo considerado por ciertos practicantes como el aquelarre mayor, y por la mayoría, como una noche excepcional de carnaval y bromas.

Aquelarre. Goya


El Día de Muertos, en cambio, dura al menos dos días y tres noches: El 31 de octubre en la noche se espera la llegada de las ánimas o almas de los difuntos; El 1° de noviembre se celebra a los muertos chicos, es decir, los muertos niños o menores de edad; y el 2 de noviembre a los muertos grandes, o muertos adultos o mayores.
Sin embargo, dependiendo de la región, estos festejos pueden extenderse aún más (recordemos que los aztecas les dedicaban de hecho, dos meses a los muertos), yendo del 18 de octubre hasta el 5 de noviembre.
El Día de Muertos, muchos acostumbran colocar los altares dentro de la casa.

Y aunque ahora lo más común es celebrar a los muertos únicamente el 1 y 2, no hace mucho se observaban las siguientes fechas, mismas que continúan en uso en muchos lugares:

Octubre
27 Ofrecimiento de pan y jarras de agua a los difuntos que no tienen familiares vivos que los recuerden. 
28 Se ofrecen pan y jarras de agua a las almas que causaron mucho daño o cometieron asesinatos. Al ser almas en pecado, se colocan las ofrendas afuera de la casa o en la esquina de una iglesia. 
30 Ofrenda para los niños que están en el limbo, o sea, que murieron sin ser bautizados. 
31 Ofrenda para los angelitos, es decir, los niños que murieron después de ser bautizados.
Otros acostumbran el Día de Muertos festejar y dormir junto a las tumbas.

Noviembre
1 Día de Todos los Santos en el calendario católico. En México, es recordado más bien como el Día de los Muertos Chiquitos o Día de los Muertos. Durante este día, las almas de los niños parten, y las campanas redoblan para llamar a las almas adultas. 
2 Día de Todos los Muertos, o de los Fieles Difuntos en el calendario católico; los vivos ayudan a los que partieron a dejar el Purgatorio y llegar al Cielo, y se celebran misas por las almas de los devotos. En la tradición indígena, se le conoce como el día de los muertos grandes o adultos. Generalmente es el último día de la festividad, culminando con fiestas y regocijo.
Finalmente, otros suelen poner sus altares en la calle.

4. Significado de las Calaveras. En Halloween son espantos; en el Día de muertos son burlescas.

Tanto Halloween como el Día de muertos suelen ser representados por calaveras, pero aunque las de Halloween puedan llegar a ser incluso cómicas, siempre tienen una connotación macabra, como de casa de espantos; en tanto que las calaveras del Día de muertos tienen un sentido alegre, de un muerto imitando el vivir.

Calaveras imitando a los vivos, clásicas de Día de Muertos.

5. El Día de muertos es Latino y el Halloween Sajón.

Aunque El Día de Muertos han sido declarado Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, es un festejo regional, íntimo y personal que tiene mucho mayor significado para la comunidad latina, especialmente la mexicana; mientras que el Halloween es un festejo eminentemente sajón, publicitado y masivo.
El Día de Muertos es más familiar e íntimo.


Ambos festejos tienen su lugar y oportunidad; ciertamente, el Día de Muertos tiene mucha más tradición y cultura detrás que el Halloween, pero cada uno tiene su valía; no creo que el observar el Día de Muertos prohiba festejar el Halloween o al revés. No es posible considerar a uno bueno y al otro malo, o a uno puro y al otro impuro. Son diferentes... y parecidos; ambos llenos de influencias culturales. Especialmente en cultura, todos tenemos influencias; o si no, recuerda lo que decía el maestro Efraín Huerta: "¡El que esté libre de influencias, que aviente el primer ensayo!", así que: ¡A preparar el disfraz... y el altar de muertos!





fuentes:
1