domingo, 29 de abril de 2012

21 maneras de morir en el Titanic

Desde que el instante mismo que el RMS Titanic chocó con un iceberg, el 14 de abril de 1912, comenzaron a surgir las teorías sobre el accidente. A la fecha, hay decenas de versiones sobre qué ocasionó el desastre marítimo más famoso de la historia; muchas de ellas se contraponen entre sí. Esta es una recopilación:

Tarjeta de publicidad del barco más grande, lujoso, seguro y moderno del mundo, el RMS Titanic.



14 de abril 1912
Después de chocar con el iceberg, debido a la estabilidad y sobre todo a la fama de insumergible del Titanic, la tripulación no creyó que se tratara de un incidente grave. De hecho, pocos pasajeros percibieron siquiera la colisión, y los que la notaron pensaron que se trataba de un simple "cambio en la velocidad de los motores del barco". Aún así, y sólo por rutina, se procedió a hacer una inspección.
Versión 1: No pasó nada grave, sólo fue un roce.
Hermosa ilustración del RMS Titanic surcando el océano.


15 de abril de 1912, primeras horas.
Sin embargo, los reportes de los niveles inferiores del barco no eran rutinarios, sino alarmantes: el agua que entraba por los boquetes era más de la que las bombas podían expulsar. Se despertó entonces al capitán, quien a su vez convocó a el Ingeniero y diseñador del Titanic, Thomas Andrews, que se aprestó a revisar el barco junto al carpintero de abordo, John H. Hutchinson.

Thomas Andrews, el Ingeniero diseñador del Titanic
Después de la revisión, el ingeniero Andrews le comunica lo imposible al capitán Smith: El Titanic "Se precipitará al fondo del océano". Calculó que esto sucedería entre dos y cuatro horas.
Se mandan mensajes telegráficos pidiendo ayuda.
El que responde primero es el RMS Carpathia, quien telegrafía a su vez tanto al Titanic como a Nueva York que va en su ayuda.

Artur Henry, el capitán del Carpathia, el barco que rescató a los sobrevivientes del naufragio.

Esto ocasionó que las primeras horas del 15 de abril los rumores e incluso algunos periódicos indicaran que el Titanic "estaba dañado, pero llegaría en algunos días a Nueva York".
Escudo de la White Star Line, dueña del Titanic

Muchos familiares de pasajeros del Titanic al saberlo se presentaron en las oficinas de la White Star Line, la compañía dueña del Titanic a solicitar información. Pero las primeras horas del 15 sólo había rumores y nadie sabía a ciencia cierta qué había pasado, aunque la mayoría de las versiones eran que el Titanic sólo estaba dañado, aunque a flote.
El propio manager en Nueva York de la White Star seguía asegurando que el Titanic era insumergible.
Versión 2: Sí sucedió un accidente, pero el Titanic sigue a flote.
Titular: El Titanic se está hundiendo. Los pasajeros, a salvo.


15 y 16 de abril de 1912
Se da la asombrosa noticia fatal: El Titanic se ha hundido. Se desconoce el número exacto de de víctimas.
Versión 3: Se ha salvado más gente de la que finalmente sobrevivió.
Primera plana del The New York Times dando la noticia del hundimiento del Titanic

18 de abril de 1912 
Llega el Carpathia a Nueva York, y cada uno de los sobrevivientes se convierte en celebridad.
En los días siguientes, el Congreso de los EEUU y posteriormente el gobierno británico, hacen una gran investigación, en la que decenas de testimonios  -muchos de ellos contradictorios- son oídos .

Los sobrevivientes del Titanic a bordo del Carpathia
Versión 4:  Stanley Lord, el capitán del Californian, un barco que estaba a tan sólo 10 millas de distancia del Titanic en el momento del desastre, es señalado como sospechoso por dejar hundirse al Titanic sin acudir en su auxilio. Durante los testimoniales, en todo momento mantuvo su inocencia, y que nunca tuvo a la vista al Titanic, ni recibió mensajes telegráficos de ayuda.
El capitán del Californian, Stanley Lord
Versión 5: En los días siguientes, los sobrevivientes declaran que vieron muy cercanas las luces de un barco, el cual creyeron que vendría en su ayuda; lo cual nunca ocurrió. Después se comprueba que esas luces eran las del Californian. Recrudecen las acusaciones sobre Stanley Lord, por abandono de náufragos, pero nunca se le pudo comprobar que le haya llegado una petición de auxilio del Titanic. El resto de su vida, el capitán Lord es señalado como el que dejó morir a los náufragos del Titanic. (Si hubiera acudido en auxilio del Titanic, hubiera llegado una hora antes de que éste se hundiera por completo)
Postal del Titanic hundiéndose entre las olas

Versión 6: El vigía Frederick Fleet, quien dió la voz de alarma del iceberg, y sobrevivió al hundimiento, declaró haberlo avistado cuando estaba ya a tan sólo 400 metros de distancia... prácticamente encima del Titanic. Se sentía responsable por no haber visto antes el témpano al no llevar consigo unos prismáticos. Muchas acusaciones cayeron sobre Fleet, por su tardío avistamiento. Y el resto de su vida se autoinculpó por el desastre. Terminó suicidándose.
Frederick Fleet, el vigía del Titanic que avistó el iceberg.
Versión 7: Sin embargo, posteriormente se ha averiguado que fue la compañía White Star quien dispuso que no se embarcaran los prismáticos, pues siendo considerados entonces más una novedad que equipo útil, podrían ocasionar "distracción" entre los vigías.
Prismáticos hallados en el naufragio del Titanic
Versión 8: Por cambio de última hora, el segundo oficial del Titanic, David Blair, fue relevado en una decisión de la Compañía por Charles Lightoller. Así, Blair se quedó en tierra a ver partir al imponente barco; pero en sus bolsillos estaban las llaves que abrían la caja de los prismáticos; obligando a los vigías a depender únicamente de su vista. Los prismáticos sí fueron embarcados, pero permanecieron encerrados.
Las llaves de los prismáticos del Titanic conservadas por Blair; subastadas en 2007. Nunca fueron embarcadas.
Versión 9: Pero el sobreviviente del Titanic más culpado, señalado y vilipendiado fue Joseph Bruce Ismay, presidente y director de la compañía White Star. Se le acusó el resto de su vida de cobardía, al abandonar el barco cuando aún había mujeres y niños a bordo; además de que decisiones tomadas por él habrían obligado al capitán del Titanic a navegar de manera insegura.
Joseph Bruce Ismay, llamado por la prensa luego del desastre del Titanic "Joseph Brute Ismay"
Se asegura que presionó al capitán del Titanic, Edward John Smith, a mantener la velocidad a toda marcha, aún en zona de icebergs, a fin de lograr un tiempo excepcional, que trajera buena publicidad para la White Star.
Tarjeta publicitaria del Titanic y su buque hermano, el Olympic
Debido a el gran repudio general, Ismay renunció ese mismo año, y vivió el resto de su vida recluído en su casa, prohibiendo a todos mencionar el tema del Titanic en su presencia.
Bruce Ismay testificando ante la comisión del Congreso sobre el desastre del Titanic.
Versión 10: Sin embargo, otras fuentes aseguran que era el Capitán Smith quien deseaba hacer el mejor tiempo posible, ya que ese viaje en el Titanic era el último para él, y la culminación de su prestigiosa carrera (en efecto, Smith había anunciado que se retiraría al finalizar el viaje), por lo que instruyó a primer oficial, William Murdoch que no disminuyera la velocidad, a pesar de que éste solicitó hacerlo ante la entrada en zona de icebergs.
Titanic entrando en la zona de Icebergs
Versión 11: Por otro lado, en una noche despejada como aquella, un buen vigía -y el Titanic tenía los mejores- podía avistar un iceberg a casi 2 kilómetros, distancia más que suficiente para realizar las maniobras evasivas. El comportamiento común en esos años, por lo tanto, era mantener la velocidad aún en campo de hielo si el tiempo era despejado. Manteniendo la velocidad, el capitán Smith actuó como lo hacían los demás capitanes de la época.
La noche era especialmente límpida. El Titanic aproximándose al iceberg.
Versión 12: Aunque efectivamente la noche era especialmente límpida, como corroboran muchos pasajeros sobrevivientes: "las estrellas se veían con una nitidez como jamás las volví a contemplar"; al mismo tiempo era una noche sin luna, y por lo tanto, muy oscura, dificultando extraordinariamente el avistamiento de icebergs. Esto, y los crecientes reportes de témpanos avistados en la zona, debieron hacer que el capitán Smith disminuyera la velocidad; pero nunca lo hizo.

Siguientes 70 años.
En los años posteriores, la fascinación por la tragedia del Titanic y por sus causas no disminuyó. Y continuaron surgiendo hipótesis según se realizaban diversas investigaciones.
Versión 13: Incompetencia del Capitán Smith. Era el capitán más prestigioso de la White Star y probablemente de toda la marina británica; pero... ¿Era realmente competente, o más bien un hábil y carismático cortesano? 
Edward John Smith, capitán del RMS Titanic
Alcanza la cúspide de su carrera en 1907, cuando es nombrado el capitán del RMS Adriatic, y es considerado entonces el capitán más confiable y seguro de toda la flota.
Pero los descuidos ya eran parte de su carrera. Antes, en 1899, un barco suyo, el Germanic, volcó por exceso de hielo en la cubierta. En 1909 sufre un incendio en el Baltic. Sin embargo, debido a su extraordinario carisma y reconocimiento entre la alta sociedad inglesa, es el capitán más valorado, encomendándosele a partir de 1910 los viajes inaugurales de los nuevos barcos de la Withe Star.
En 1911 asume el mando del Olympic, barco gemelo del Titanic, con el que sufre tres incidentes más, incluyendo un choque contra un buque de guerra.
Resultados del choque del Olympic capitaneado por Smith contra el buque de guerra Hawke
Finalmente, ya como capitán del Titanic, al soltar amarras rumbo a  Nueva York, en las maniobras dirigidas por Smith, casi choca contra un barco que estaba atracado atrás del Titanic.
Según esta versión, lo que habría mantenido a Smith en la cúspide, no habría sido su pericia, sino su gran carisma y encanto personal, encanto del cual hay completo acuerdo entre los investigadores.
Espectacular portada del The New York Herald sobre el desastre del Titanic.
Versión 14: No incompetencia, sino senilidad del Capitán Smith. Cuando fue nombrado capitán del RMS Titanic, Smith tenía ya 62 años de edad, y 43 ejerciendo una de las carreras más desgastantes y agotadoras del mundo, la de marino. Además de la edad, del desgaste de tan exigente carrera, y del creciente número de incidentes marinos en los que se involucraba Smith, está su actuación en el momento mismo en el que se entera de que el hundimiento del Titanic es inevitable: numerosos testimonios declaran que a partir de entonces se comportó errático, balbuceante, y sin toma de decisiones acerca de nada. Si ya había signos de senilidad creciente en Smith, una noticia tan brutal podría haber acabado de destrozar la cordura del veterano capitán.
En sus últimos años, probablemente había gran desgaste mental y físico en Smith
Versión 15: Avaricia de la White Star. Precisamente cuando capitaneaba el Olympic, un amigo de mucha confianza le comentó al capitán Smith acerca del reducido número de botes salvavidas; a lo que el capitán le dijo confidencialmenta que la White Star había decidido recortar gastos colocando pocos botes salvavidas. Lo mismo hubiera pasado en el Titanic, para reducir costos, se pusieron pocos botes salvavidas.
La única foto del Olympic y del Titanic juntos en el mar
 Versión 16: Estética. Sin embargo la avaricia, en el caso de los botes salvavidas, no parece ser una hipótesis creíble. El dinero no fue problema para la White Star, quien deseaba convertir al Titanic en el barco más elegante, extravagantemente lujoso y caro de su época... y lo logró. Así que ahorrarse dinero no era un objetivo de la compañía... pero sí lo era la elegancia; y la White Star mandó quitar la mitad de los botes salvavidas, pues estorbaban la bella vista de la cubierta del barco, y lo afeaban. Por lo que la razón del reducido número de botes, fue estética.
Foto tomada desde el Carpathia a un bote con sobrevivientes del Titanic
Versión 17: Legislación. Revisiones recientes en las reglamentaciones de la época dan otra visión acerca de porqué había insuficientes botes salvavidas: increíblemente, el gobierno premiaba a los barcos con pocos botes salvavidas, y que para ello habrían aumentado el nivel de insumergibilidad del barco. La mentalidad era: Mientras más seguro haces un barco, menos botes salvavidas se necesitan. El Titanic en realidad llevaba más botes que los exigidos por la reglamentación de ese entonces. Así que la culpable de que no hubiera suficientes salvavidas en el Titanic fue: la mentalidad de la época.
Grabado antiguo del naufragio del Titanic. Debido a su dramática escasez, alrededor de los botes hay víctimas intentando nadar. Murieron en menos de 15 minutos por la hipotermia.
Versión 18: La estructura del Titanic resistió en todo momento. Decenas de sobrevivientes a bordo de los botes salvavidas testimoniaron que el barco se hundió inclinándose, y finalmente clavándose en el agua en una sola pieza. Por lo tanto, así lo representaron todas las pinturas, películas y series hasta 1985.  El que se haya hundido en una sola pieza probó que el acero del que estaba hecho el Titanic era el mejor jamás fabricado. Por lo cual, la rotura ocasionada por el iceberg no habría sido tan grande, pero las bombas fueron insuficientes para desalojar el agua, ocasionando ellas el hundimiento.
Titanic, película de 1953. Muestra el hundimiento en una sola píeza.


Año 1985 a la fecha.
En 1985 una misión franco-americana encontró los restos del Titanic, que hasta entonces estaban perdidos. Los nuevos datos obtenidos,  y el renacimiento del interés que ocasionó el hecho, trajeron nuevas conjeturas e investigaciones.

Restos del Titanic encontrados en el fondo del mar. Se descubrió que el barco estaba partido en dos; cada parte separada 800 metros de la otra.
Versión 19: El descubrimiento más dramático hecho tras encontar los restos del naufragio,  fue que el Titanic se rompió en dos al hundirse. Esto sólo fue observado por un sobreviviente, Jack Thayer, quien acompañó su testimonio con dibujos y descripciones detallados. Pero al ser sólo un chico de 17 años, y el único testigo que presenciara la rotura del Titanic, se desestimó su versión hasta 1985, cuando los restos divididos y separados del Titanic en el fondo del mar le dieron la razón.
Dibujo original de Jack Thayler mostrando el hundimiento del Titanic.
Entonces se pudo extraer acero original del naufragio, y analizándolo, se pudo comprobar que el acero del Titanic en realidad no era de tan alta calidad como siempre se había creído; en realidad era acero contaminado, que en condiciones muy frías, como las que enfrentó el barco aquella noche, se volvería altamente quebradizo. El acero deficiente se quebró contra el iceberg como si fuera fibra de vidrio, y ocasionó el desastre.
Acero original extraído del naufragio del Titanic; expuesto en la Vegas.
Versión 20: Se han analizado recientemente los especiales remaches del casco del Titanic. En aquella época, éstos eran colocados con una máquina enorme. Pero la parte delantera del barco habría estado en tal posición, que se tuvieron que colocar a mano; precisamente los remaches de esta sección quedaron defectuosamente colocados, y fueron ellos los que cedieron, no el acero, en la colisión contra el hielo. Los remaches defectuosos fallaron.
Remaches semi-artesanales del Titanic.
Versión 21: Las condiciones atmosféricas la noche del accidente del Titanic eran extrañas y particulares: el extraordinario frío repentino ocasionó la formación de espejismos y un horizonte "difuso", en el cual no se podía distinguir dónde empezaba el cielo y dónde el mar. Esto ocultó el iceberg hasta que "apareció" a 400 escasos metros del barco. Ya muy tarde.

Estas mismas condiciones atmosféricas habrían ocasionado que el capitán del Californian, Stanley Lord, viera las luces del Titanic, pero verdaderamente  lo confundiera con otro barco. Lo mismo pasó con el mensaje de luces en clave morse que el Titanic le mandó pidiendo ayuda de manera desesperada: lo interpretaron en el Californian como "meras luces al azar" no como un mensaje. Por eso el Californian nunca acudió a ayudar.
Tripulación del Titanic rescatada. 1912, Nueva York.

100 años del naufragio del Titanic, y sigue investigándose sobre la verdadera causa del desastre.
Quizás nunca la sabremos; acaso porque no hay una causa; acaso porque fue el desastre perfecto: las peores circunstancias posibles, en el peor momento posible, pasaron de la peor manera posible.


Si este artículo te gustó, tal vez sea también de tu interés: Los 8 Titanic's de la Historia.



Publicar un comentario