miércoles, 28 de diciembre de 2011

Feliz día del PUP

Hoy, 28 de diciembre, se celebra de manera internacional el día del PUP.


Cabe la posibilidad de que usted no esté familiarizado con tal celebración, e incluso puede ser que piense en el 28 de diciembre como en el día de los inocentes. Hasta puede que piense que esta misma entrada es una clásica broma del día de los inocentes, pero no, no lo es; aunque sí tiene que ver con el humor.




En 1946, el Sr. Hermenegildo L. Torres, un orfebre y filósofo popular del estado de Nuevo León, México, luego de largas reflexiones, concibió un movimiento, en principio y apariencia, humorístico; pero muy profundo en realidad.

Le llamó el PUP, Partido por la Unificación del Pendejo. Hay que aclarar que en México (y en varios países de iberoamérica), la palabra Pendejo significa: torpe, idiota, descuidado, ignorante y/o digno de burla.
Fue creado como una respuesta satírica a la estupidez política reinante en la época, y al mismo tiempo, como una manera de hacer de la filosofía algo más cercano.

 Hermenegildo L. Torres y un busto de Sócrates 

Es más, el PUP considera a el gran filósofo griego Sócrates como su primer miembro, por su frase: "yo sólo se que no se nada", es decir, en palabras más claras: "reconozco que soy un pendejo".
De manera humorística, el PUP invita a ser humilde, a tomarse menos en serio, aceptar que no se es perfecto y que cometemos errores, es decir, que todos, en algún momento del día, somos unos pendejos.

Todos, en alguna parte del día, todos los días, hacemos una pendejada.

En su momento, el PUP llegó a ser muy conocido, emitía credenciales y contó con 10,000 afiliados. Daba diplomas, vendió libros, manuales y discos, que fueron muy exitosos. En los años 70 fue cayendo en el olvido, aunque no del todo.

Portada de uno de los discos del PUP

El PUP siempre estuvo entre la mera comedia y la reflexión seria, tanto, que su fundador, el Sr. Hermenegildo L. Torres era constantemente invitado para impartir conferencias, en México, latinoamérica y España, aún en facultades de Filosofía.

Pero eso sí, el PUP tenía sus estatutos, entre los cuales estaban:

Todos somos pendejos; aquellos que crean que no lo son, automáticamente pasan a ser parte del PYP, es decir, Pendejos y Presumidos.
Es obligación de cada miembro del PUP hacerse pendejo por lo menos 1 hora diaria.
Mientras más temprano te levantes, más pendejadas podrás hacer.

También había un pendejómetro, o clasificación de los pendejos, a fin de ayudar a los miembros del partido a ubicarse en un escalafón en particular o en varios -que es lo más común-.

Clasificación de los pendejos por orden alfabético.

Pendejos con A
A la medida. El que no es más pendejo porque no es más grande.
A priori. El que desde antes de conocerlo ya tenemos idea de que es pendejo.
A posteriori. El que una vez que lo conocemos no nos queda duda de que sea pendejo.
Ad ovo, A huevo, también- El que de todos modos es pendejo.
Abierto. El que no tiene empacho en hacer y/o decir pendejadas.
Aberrante. El que hasta para hacer pendejadas es pendejo.
Abochornante. El que provoca pena ajena con sus pendejadas.
Abogado. Pendejo por derecho.
Abrumante. El que agobia con tanta pendejada.
Absorto. El que está enfrascado en sus pendejadas.
Accidental. Pendejo casual, contingente, provisional.
Aclamado. Pendejo reconocido por todos.
Acompañante. Testigo inocente de las pendejadas, que es pendejo por juntarse con pendejos.
Achichincle. Pendejo que acompaña a un pendejo superior y sigue sus órdenes.
Ad hoc. El que es muy pendejo en ciertas cosas.
Ad libitum. El que está a gusto con su pendejez.
Aficionado. El que comete pendejadas por arte o deporte.
Afortunado. El que siempre se sale con la suya en todas las pendejadas que comete.
Agraciado. El que cuando menos cae simpático con tanta pendejada.
Ahorrativo. Pendejo que se guarda sus pendejadas para cuando se ofrezca.
Airoso. Pendejo que lleva a cabo sus pendejadas con éxito o lucimiento.
Alegre. Aquel que se ríe de cualquier pendejada.
Alta Fidelidad. // 1.- El es capaz de reproducir las mismas pendejadas cada vez.
Alta Fidelidad. // 2.- El que se mantiene fiel a la esposa aunque ésta lo trate como a un pendejo. 
Alternativo. El que ejerce su libertad de ser pendejo.
Altruista. El que quiere ayudar a todos con sus pendejadas.
Ambicioso. El que sueña con llegar a ser un gran pendejo.
Amnésico. Aquel que se olvida de que es un soberano pendejo y hay que recordárselo a cada rato.
Anormal. Persona cuyo grado de pendejez es superior al que le corresponde de acuerdo a su edad.
Antediluviano. Pendejo muy antiguo.
Añejo. El que con el paso del tiempo se hace más pendejo.
Apestoso. Dícese del individuo cuya pendejez puede ser olfateada a gran distancia.
Aplicado. El que se preocupa por aprender de sus pendejadas.
Astuto. El que cree que a todo mundo agarra de su pendejo.
Autodidacta. El que solito aprende a hacer pendejadas.
Autónomo. El que comete todo tipo de pendejadas sin consultar a nadie.
Pendejo de Alta Fidelidad

Pendejos con B
Bacardí. Sólo es pendejo cuando se mezcla con otros. 
Bilateral. El que por un lado es pendejo y por el otro también.
Botana. Alguien a quien todos se agarran de su pendejo.
Bueno. Dícese de quien navega con bandera de pendejo.
Burócrata. El que todas las pendejadas las hace por triplicado, en un horario que va de las 9:00 a las 18:00 hrs., de lunes a viernes. Sólo se abstiene de hacer pendejadas en su coffee break.

Pendejos con C
Cadáver. El único Pendejo que ya no hará más pendejadas.
Cafre. Pendejo al volante.
Campana. El que es tan, tan, pero tan pendejo.
Campeón. Al que nadie le gana en hacer o decir pendejadas.
Chapucero. El que le quiere ver a uno la cara de pendejo.
Cínico. El que alardea de su pendejez.
Clandestino. El que se esconde para hacer sus pendejadas.
Colega. Pendejo igual a uno.
Compinche. Amigo, camarada de pendejadas.
Consciente. El que sabe que es pendejo.
Consistente. El que hace pendejada tras pendejada.
Consuetudinario. El que tiene la mala costumbre de hacer pendejadas.
Contador. El que lleva un registro de todas sus pendejadas.
Contreras. El que piensa que todos son pendejos menos él.
Convicto. El que está en la cárcel por pendejo.
Creativo. Aquel que a cada rato se le ocurre una pendejada distinta.
Creyente. El que cree en cualquier pendejada.
Crudo. Un pendejo al día siguiente.
Culpájeno. El que se cuelga las pendejadas de los demás.
Pendejos Cínicos,  compinches y próximamente, cadáveres.


Pendejos con D
De Larga Distancia. Al que desde lejos se le nota lo pendejo. 
Demagogo. Político que piensa que quienes lo escuchan son tan pendejos o más que él.
Dependiente. El que depende de otros pendejos.
Deportista. Aquel que hace pendejadas para mantenerse en forma.
Despilfarrador. El que hace pendejadas de más.
Deprimido. El que no soporta ser pendejo.
Diáfano. El que es pendejo por dentro y por fuera, o sea que además de serlo se le nota.
Dinámico. El que no puede estar sin hacer pendejadas.
Distinguido. El que inmediatamente reconocemos y decimos: “allá viene aquel pendejo”.
Docto. El que a fuerza de muchas pendejadas se ha hecho un gran pendejo.

Pendejos con E
Ecológico. El que es pendejo por naturaleza.
Economista. // 1.- El que hace pendejadas de manera muy frugal. 
Economista. // 2.- Pendejo que nos dice cual será el comportamiento de la economía durante el año, y al final del año nos da una explicación pendeja de por qué no fue así.
Egoísta. El que quiere que todas las pendejadas sean suyas.
Ególatra. Aquel que no hace más que hablar de sus pendejadas.
Ejecutivo. El que por sus pendejadas merece el puesto de Director General.
Ejemplar. El que siempre sirve de ejemplo cuando se quieren realzar las características negativas de una pendejada.
Empadronado. El que está en una lista.
Emprendedor. El que siempre está iniciando una nueva pendejada.
Empresario. El que hace pendejadas a lo grande.
Enciclopédico. El que sabe un montón de pendejadas.
Enamorado. El que se clava con cualquier pendejada.
Erótico. El que anda por callejones oscuros enseñando su pendejada a las mujeres.
Esférico. Es pendejo por todos lados
Esperanzado. Piensa que se le va a quitar lo pendejo.
Esquizofrénico. Aquel a quien lo pendejo le viene desde dentro.
Estaca. Cuando estaca-brón que se le quite a uno lo pendejo.
Estadístico. Aquel que, en promedio, es un pendejo.
Estéril (véase Optimista). El que cree ser el padre de “sus” hijos.
Estudioso. Aquel que estudia las pendejadas de los demás para superarse.
Exhibicionista. Aquel que le gusta hacer pendejadas en público.

Pendejos con F
Falaz. El que no parece pendejo pero que de repente sorprende con sus pendejadas.
Famoso. El que es conocido por sus pendejadas.
Filósofo. El que se pregunta el porqué de sus pendejadas.
Financiero. El que lleva la cuenta de sus pendejadas.
Fiscal. // 1.- El que cuestiona las pendejadas ajenas.
Fiscal. // 2.- Al que le gusta pagar impuestos. 
Flojo. El que se abstiene de hacer sus pendejadas para no pasar trabajos.
Fortachón. Al que uno le aguanta sus pendejadas forzando una sonrisa.
Fosforescente. El que hasta en la oscuridad se le nota lo pendejo que es.
Fotogénico. // 1.- El que quiere verse bien en todas sus pendejadas.
Fotogénico. // 2.- El que quiere salir a huevo en la foto, aunque sea haciendo pendejadas.  
Pendejos Fotogénicos
  
Pendejos con G
Global. El que es conocido en todo el mundo por sus pendejadas.
Glorioso. Digno de honor y alabanza por sus pendejadas.
Gringo. Vecino que nos quiere... para sus pendejos.
Guardia. Persona armada que mantiene afuera a tanto pendejo.

Pendejos con H
Hiperactivo. El que hace las pendejadas una tras otra.
Hipocondríaco. El que se enferma por cualquier pendejada, en particular por las que tiene en la cabeza.
Honoris Causa. Pendejo por razón o causa de honor

Pendejos con I
Identificado. El que de lejos parece pendejo y de cerca lo demuestra.
Ignorante. El que todos saben que es pendejo menos él.
Iluso. El que cree que algún día dejará de ser pendejo.
Importado. El más fino de los pendejos.
In crescendo. El que cada vez es más pendejo.
Indeciso. El que es pendejo... a veces.  
In fraganti. El pendejo que es agarrado en flagrante pendejada.
In perpetum. El eterno pendejo.
Insistente. El que hace la misma pendejada varias veces.
Introvertido. El que mantiene sus pendejadas en secreto.
Inútil. El que hasta para hacer sus pendejadas es pendejo.
Investigador. El que prueba experimentalmente sus pendejadas.
Invisible. Pendejo al que nadie puede ver.
Irónico. El que es jefe y hasta da órdenes, sabiéndose un soberano pendejo.

Pendejos con J
Joven.  El que todavía tiene muchas pendejadas que hacer por delante.

Pendejos con K
No hay, no sea pendejo…

Pendejos con L
Lento. El que necesita más tiempo para hacer sus pendejadas.
Líder. Es el pendejo que va hasta adelante. Los demás pendejos lo siguen.
Llorón. Pendejo muy sensible.
Literato. El que escribe pendejada y media.
Local. Sólo hace pendejadas en su casa. 
Loco. El que grita sus pendejadas a mil voces.
Pendejo Llorón

Pendejos con M
Magisterial. El que enseña a los demás a hacer pendejadas.
Mamarracho. El que por querer quedar bien, queda como pendejo.
Matemático. El que exactamente es un pendejo.
Mediocre. El que no es ni muy vivo ni muy tonto, sino nada más medio pendejón.
Miedoso. El que se asusta hasta de sus propias pendejadas.
Milusos. El que hace pendejadas en cualquier actividad que desempeñe.
Multifacético. El pendejo que encaja en todas las definiciones dadas hasta ahora.

Pendejos con N
Natural. El que es pendejo de nacimiento.
Necio. El que insiste en hacer pendejadas.
Neurótico. A quien los nervios lo apendejan.
Pendejo original

Pendejos con O
Ojete. Dícese del pendejo que, a sabiendas, afecta a terceros con sus pendejadas.
Optimista (véase Estéril). El que cree ser el padre de “sus” hijos. 
Oriental. El que está en chino que se le quite lo pendejo.
Original. Es el que logra ponerle a sus pendejadas un toque personal, por eso decimos: “esa pendejada sólo la pudo haber hecho fulano”

Pendejos con P (de pendejo)
Paranoico. El que cree que todos saben que es pendejo.
Pedigree. Descendiente de pendejos de renombre.
Peligroso. Cualquier pendejo que ande cerca. 
Pelón. El que no tiene un pelo de pendejo.
Pesimista. Es el que cree ser el único pendejo. 
Periférico. El que tiene muchas salidas pendejas
Petulante. El que se enorgullece de sus pendejadas.
Políglota. El que dice pendejadas en varios idiomas.
Político. El que cree tener la solución hasta para su propia pendejez. El que quiere que se solidaricen con sus pendejadas, pues piensa que todos somos sus pendejos.
Precavido. El que es pendejo por si se ofrece, además de que vale por dos pendejos.
Presumido. El que anda comentando a todos su última pendejada.
Productivo. Aquel que hace más pendejadas al día.

Pendejo paranoico, peligroso, pedigree, político, petulante y presumido.
Pendejos con Q
Quinto (ver Virgen). Es el pendejo que siempre está platicando de todos sus ligues.  

Pendejos con R
Radioactivo. El que irradia pendejez por todos los poros.
Redactor. El que quiere que sus pendejadas queden por escrito.
Referencia. El pendejo de referencia lo utilizamos para dar indicaciones, verbigracia: “ahí donde está ese pendejo de la camisa roja, das vuelta a la derecha”.
Religioso. El que ruega a Dios que se le quite lo pendejo.
Rutinario. Aquel que siempre hace las mismas pendejadas.

Pendejos con S
Sabandija. Pendejo repulsivo y molesto.
Sabático. El que hace pendejadas toda la semana y el sábado descansa.
Sabio. Pendejo que guarda silencio.
Sancho. El otro pendejo.
Sangre Azul. Hijo y nieto de pendejos. 
Simpático. El que causa gracia con sus pendejadas.
Simple. Pendejo mentecato y de poco discurso
Pendejo Sangre Azul, simple, sabático y sabandija.

Pendejos con T
Telescópico. Es el que desde lejos se le nota lo pendejo que es.
Thriller. El que provoca fuerte tensión emotiva con sus pendejadas.
Trabajador. El que se ocupa en hacer pendejadas.
Trascendente. El que hace pendejadas que perduran.

Pendejos con U
Ubicuo. Es el pendejo que te encuentras en todos lados.
Único. Pendejo singular, extraordinario  
Pendejo único

Pendejos con V
Valemadrista. El que reconoce: “Soy muy pendejo, ¿y qué?
Valiente. El que se rompe la madre por cualquier pendejada.
Vanguardista. Pendejo que va siempre adelante en la experimentación técnica y formal y en el afán de originalidad al pendejear.
Vigoroso. El que no se cansa de hacer y/o decir pendejadas.
Virgen (ver Quinto). // 1.- Es el pendejo que siempre está platicando de todos sus ligues. 
Virgen. // 2.- El que no ha hecho ninguna pendejada (ese dia).  
Vocero. El que habla en nombre de otro pendejo, llevando su voz, representación y pendejadas.
Voluntarioso. Dícese del pendejo que por capricho quiere hacer siempre sus pendejadas.
Vomitivo. Dícese del pendejo que es capaz de provocar el vómito.

Pendejos con W
Web. El que hace sus pendejadas vía Internet, como el que escribe un blog. .  

Pendejos con X
X. Cualquier pendejo.
Xerox. El que le copia las pendejadas a los demás.  

Pendejos con Y
Yoga. El que hace pendejadas en las posiciones más incómodas.
Yogurt. Pendejo que, por fortuna, se corta sólo.
Pendejo Yoga

Pendejos con Z
Zodiaco. El que tiene una pendejada distinta para cada mes del año.  
Zoólogo. El que hace pendejadas naturales.

En lo personal, estoy en por lo menos 15 clasificaciones distintas.
¿Y usted, dilecto y fino, lector, en dónde se encontró?

PD:
Si le interesó el tema, hay por lo menos 2 páginas oficiales del PUP:
y






Publicar un comentario