miércoles, 16 de noviembre de 2011

¿Para qué sirve la Iglesia?

En 2013, el gobierno de Irlanda, uno de los países clave del catolicismo europeo anunció el cierre de su embajada en el Vaticano. 

El Papa Ex-Papa Ratzinger

Este rompimiento de relaciones diplomáticas fue decidido por el gobierno Irlandés debido a que obtuvo pruebas definitivas de que la Santa Sede había quebrantado la ley Irlandesa de manera sistemática, ocultando y protegiendo a sacerdotes pederastras.
Cabe resaltar que estas acciones delictivas de la Santa Sede no ocurrieron hace 20 ó 40 años, como en muchos otros casos de pederastria; fueron hace no más de 5 años.
La investigación aquí.


Esta acción completamente soberana nos hace ver que el gobierno de Irlanda ya está viviendo en materia civil en el siglo XXI; mientras, la mayoría de las naciones iberoamericanas viven un retroceso que las está llevando al siglo XVII, antes del siglo de las luces, cuando la supremacía y autoridad de la iglesia ni siquiera se cuestionaba.

Sacerdote salvando almas.
¿Porqué lo digo? Recepciones faraónicas al Papa por cuenta del erario público en España; prelados con fuero que lavan dinero del narcotráfico en México; y donaciones millonarias en dinero y en especie que múltiples gobiernos latinoamericanos hacen a sus respectivas iglesias; nos dejan ver que seguimos viviendo en el atraso.
¿Pero porqué es negativo que el gobierno de un país apoye a la Iglesia aún si su población es mayoritariamente católica?

  • En primera, la Iglesia y sus prelados representan a un estado Extranjero: el estado del Vaticano, y defienden siempre en primerísima instancia los interesas de éste y no del país donde trabajan.
  • En segunda, porque la población necesita comer, techo y trabajo, y no por eso los gobiernos se preocupan por ello; eso se lo dejan al libre mercado. Sin embargo a la Iglesia sí le ayudan con generosas donaciones. A mí el gobierno nunca me ha dado una terreno donde poner mi negocio.
  • En tercera, porque la Iglesia recibe ya ingresos millonarios vía Misas, diezmo, limosnas, ceremonias, bendiciones, etc. Y aún así, el gobierno no sólo no le cobra ni un centavo de impuestos, sino hasta le hace donaciones.
  • En cuarta, porque la Iglesia Católica significa atraso e ignorancia en aquellos países donde predomina. En efecto, los países con mayoría católica se encuentran coincidentemente entre los más atrasados del mundo; como ¡ejem! Latinoamérica y España.

Pero si el predominio de la Iglesia puede llegar a ser tan perjudicial, ¿porqué los gobiernos la alientan?
Si no lo conocen, les presento a Karl Marx
Antes se leía en las escuelas a alguien llamado Marx. Este filósofo alemán dijo que la "religión es el opio de los pueblos".
La religión hace soportable, -como el opio- el dolor y las privaciones. El pueblo soporta mejor su miseria y opresión gracias al consuelo -ficticio- de la religión, pensando en un más allá que le compensará por todo lo sufrido en la vida.



Pero no todo el pueblo es tan manso, y en el mundo crece el movimiento de los indignados que busca una revolución y un cambio en el sistema, pues el 1% tiene una vida obscenamente rica, mientars el restante 99% viven explotados y cada vez más pobres.  Eso explica que los gobiernos, viéndose en peligro, acudan a la ayuda de su tradicional aliado, la Iglesia.
"La gente me quiere hacer la revolución porque sólo favorezco a los ricos; ayúdame, y yo te ayudaré: donaré terrenos y dinero para que hagas más templos, pagaré las giras de tu Papa, te concederé tiempos en televisión, te daré lo que me pidas, pero ayúdame a sedar a la gente; distráelos, que no piensen en revolución; que piensen que en la otra vida toda mi opresión les será recompensada".
Y la Religión juega su papel de siempre, adormecer: Con la Iglesia hemos topado, Sancho.
Publicar un comentario