lunes, 15 de agosto de 2011

¿Qué es diseño? El violín Rojo

Para saber ¿Qué es diseño? podemos comenzar diciendo qué no es:

El diseño no es arte; tampoco es una ciencia, ni mucho menos una humanidad. 

El diseño no es Arte. Fotograma de el Violín Rojo.

Y aunque no lo tenemos muy claro, usamos el término Diseño cotidianamente; hablamos de diseñar un cartel, diseñar un auto, diseñar una casa o un diseñar un vestido; la misma palabra para cuatro actividades aparentemente disímiles: diseño gráfico, diseño industrial, arquitectura, y diseño de modas.

En las universidades es problemático colocar el diseño en alguna facultad. La arquitectura no es una ingeniería como tal; así que no va allí. No es tampoco un arte, por lo que tampoco va en artes, ni menos una humanidad. Con el diseño pasa lo mismo.

¿Entonces, qué es el diseño?

Gente muy inteligente han dado algunas definiciones, pero no me detendré en ellas; prefiero comentar la más poética que he visto y que apropiadamente, -como se verá- es bella y eficiente al mismo tiempo:

Fotograma de el Violín Rojo.

¿Recuerdan la película “El violín rojo” The Red Violin?

En ella, el protagonista es un violín, el mítico Violín Rojo, hecho por el maestro Nicolo Bussotti (personaje inspirado en el histórico maestro laudero Antonio Stradivarius), el cual  pasa de mano en mano a lo largo de los años, viajando alrededor del mundo y cobrando una fama legendaria, tanto por su perfección, como por su propia historia caminera.

Fotograma de el Violín Rojo.

Después de infinidad de vicisitudes, y de viajar por el mundo y el tiempo, el violín rojo llega por azar a Montreal para ser subastado; llaman a un experto, Charles Morritz (Samuel L. Jackson), para que lo autentifique, y éste, al verlo, queda asombrado, petrificado: se trata efectivamente del legendario violín rojo, el cual él y todo el mundo creían perdido.  

Lo que viene a cuento aquí es la explicación que Morritz hace de la magnificencia del violín rojo; el porqué de su sorpresa, de su adoración por este objeto:


 Samule.L. Jackson en el Violín Rojo.
“¿Qué harías si aquello que has soñado toda tu vida se aparece frente a tí, de repente?: La perfecta unión entre arte y ciencia. El objeto imposible.


El violín rojo es científicamente perfecto: la caja tiene la dimensión exacta para producir notas sonoras pero armónicas; la madera resuena de manera incomparable; pero también artísticamente el violín es perfecto: en él la música suena mejor que en cualquier otro violín. Crea y comunica belleza.

Fotograma de el Violín Rojo.

Un diseñador (gráfico, industrial, arquitectónico, etc) también intenta recrear en cada trabajo esa unión de arte y ciencia: una casa, por ejemplo, debe ser una obra de ingeniería perfecta: soportar el peso de sus habitantes, los temblores, la lluvia, el viento, el movimiento de sus usuarios, y muchas otras especificaciones técnicas; debe tener el tamaño  y colocación correcta para evitar el calor extremo, y permitir una cómoda circulación de la gente; Pero al mismo tiempo, artísticamente debe ser perfecta ;debe ser bella, debe ser artítica, debe satisfacer psicológicamente a quien la habite, es decir, debe ser una obra de arte prefecta, también.

Fotograma de el Violín Rojo.


Es decir, el diseñador, cada día, todos los días, intenta hacer un milagro; porque cada diseño intenta la unión imposible: la unión de arte y ciencia. Y así llegamos a la definición de diseño:

Diseño es hacer posibles objetos imposibles.

¿Y cómo lograrlo?.... bueno, eso es lugar de otra entrada, o quizá de una enciclopedia entera; lo que sí, es que no recomiendo seguir el desesperado método del maestro laudero Nicolo Bussotti, a menos que además de diseñador seas forense.
Publicar un comentario