viernes, 19 de agosto de 2011

El olor del cáncer

Hace poco, junto con unos amigos fui a casa de una persona para una pequeña reunión por su cumpleaños. Era la primera vez que iba a aquel lugar, y no conocía mucho a esa persona. Aparentemente, vivía sola en la casa, pues no se veía a nadie más que a ella.
Mi ánimo y disposición ese día eran buenos, pues se nos presentaba por delante la perspectiva de una velada agradable. Sin embargo, al entrar en la casa, percibí de inmediato un olor. Un olor extraño y desagradable. No se trataba de un olor fétido como el de una cañería o de algo podrido. Ni siquiera olor a suciedad; el olor que percibí en ese momento era diferente, e insoportable para mí; lo había percibido ya en otras casas antes a lo largo de mi vida; y en todas existía un factor común: un enfermo; casi siempre crónico.



Permanecí en la casa de esta conocida, junto con el grupo de amigos, y comenzó la conversación. Y de repente, en la conversación, surgió una revelación: esta persona vivía junto a su mamá, una persona enferma y que prácticamente no se podía mover, por lo que vivía en una habitación contigua que estaba oculta a nuestra vista por una cortina.
Seguí unos minutos más en la casa; y aunque la reunión seguía y era muy animada, no me hallaba  a gusto, pues continuaba sintiendo aquel olor. Incluso agradecí que algunos de mis amigos comenzaran a fumar; lo cual casi siempre detesto, pero el cigarro atenuaba un poco aquel olor.
No pude más, y abandoné la casa, dejando en un palmo de narices a todos, sabiendo que me comportaba como un loco.
Mi proceder era totalmente extraño; y no había oído cosa tal como el "olor de la enfermedad", más que por antecedentes propios.
Pero acabo de hallar, coincidentemente, este artículo, que me hace sentir un poco menos loco; habla sobre el olor del cáncer; aparentemente, las enfermedades, y específicamente el cáncer, despiden un olor, el cual puede ser usado para diagnosticarlo oportunamente.
Un artículo muy interesante.
Y aparentemente no estoy loco.
Al menos no por eso.

9 comentarios:

Lorenzo "el Retronauta" dijo...

Ya sabe que a partir de ahora le tocara oler la orina y las heces de sus conocidos que crean que pueden estar enfermos, jejejejee...Es lo que tiene tener una nariz portentosa jejejee

Anónimo dijo...

Es verdad, me a pasado convivir con enfermos de cancer, tanto conocidos o familiares muy cercanos, y lamentablemente por ejemplo con un miembro de mi familia me di cuenta que lo que tenia era cancer, porque senti ese olor a las semanas de haber decaido en su cama. Luego cuando vino el diagnostico, yo me encontraba preparada para lo que venia. Lamentablemente con mis amigos tambien me pasa, y como me doy cuenta enseguida, a veces no se que decir y por supuesto espero que un medico se lo diga, solo intento que asistan a la consulta he insisto que se hagan estudios. Por lo menos ya somos dos que no estamos locos.

Aguz22 dijo...

Tremendo el caso que me cuentas, pues en tu caso se trata de personas conocidas y familiares cercanos... espero hayan podido en medida de lo posible salir bien de esta terrible enfermedad. Y lo difícil aquí es ejercer el triste papel del mensajero de malas noticias, pero a+un en este caso, sin tener bases "científicas" para hacerlo.
Muchas gracias por tu comentario y bienvenida a este tu blog.

saludos

Anónimo dijo...

Buenos dias,
Hoy gracias a esta entrada de tu blog y al comentario de más arriba me siento un poco menos rara.
Mi caso es muy parecido al de ustedes, huelo la enfermedad y como al otro testimonio suelen ser personas conocidas. En mi caso hace varios años que me pasa y por desgracia no suelo equivocarme. Ese olor es muy penetrante y me provoca muy mal estar, nauseas y decaimiento, me siento cansada y fatal, supongo que por el mal porvenir que propicio. Una de mis expericencias fue con un conocido al cual me encontre dos dias seguidos, el primer dia casi me mareo del fuerte olor y el segundo me tuve que sentar alegando que estaba cansada, fue horrible. A partir de ese dia estuve mucho tiempo sin verle y yo me imaginava lo peor, al mes y medio me lo encontre ( mi alegria fue inmensa) pero duro poco, porque seguia con el olor, pero menos, el me conto q el dia siguiente del ultimo dia q nos vimos, se tuvo q ir de urgencias porque tenia una hernia ( q el no sabia) que se le habia roto. Con esa experiencia llegue a la conclusion que no solo son los canceres, sino que hay algo mas.
Es algo q nunca e contado a nadie, mas que a mi marido, y mis padres, ellos nunca han olido nada, todo y que mi padre tb posee un olfato muy fino ( dice mi madre) pero el me asegura que nunca a olido la enfermedad.
Estuve mucho,, mucho tiempo buscando referencias sobre esto en internet, pero solo encontraba animales que tenian estas capacidades.
Hasta hoy, que buscando, buscando me encontrado con este blog. Hoy me siento feliz de poder saber que no soy la unica.

Aguz22 dijo...

Hola Anónima:

De hecho, ya investigando más, encontré que la capacidad de oler ciertas cosas "especiales" puede estar determinada genéticamente; por ejemplo, el olor que produce el CIANURO, descrito como de almendras amargas, sólo puede ser detectado por el 40 ó 60% de la población:

http://es.wikipedia.org/wiki/Cianuro#Caracter.C3.ADsticas

http://es.answers.yahoo.com/question/index?qid=20110418143343AADvhCm

Los casos de envenenamiento por ingerir Almendras en mal estado se han dado principalmente en personas que no poseían la capacidad de detectar el olor que produce el cianuro.

Se me ocurre que, de la misma manera, los que podemos oler este tipo de enfermedades internas, como el cáncer, tenemos una cierta particularidad genética, más que un olfato más poderoso.

Que bueno que este blog ta haya brindado alivio y felicidad.
Bienvenida.

saludos genéticos

Anónimo dijo...

muy buena la entrada, me recuerda cuando lo oli por primera vez, fue en un taxista y cuando subi al instante note que estaba extremadmente desnutrido y tenia colocado algo intravenoso, un suero x, momentos despues empeze a sentir ese...olor.
Y te digo algo, yo no alcanze a sentir nauseas pero si definitivamente es un olor unico, caracteristico, la verdad casi no encontre otro para compararlo; lo unico que te puedo decir con toda mi subjetividad, es que es un olor "triste" se siente como tristeza y esa es la mejor definicion que encuentro; tampoco se siente como muerto, más si como la llegada de una muerte inminente o una muerte al acecho, me gusto ver que hay 2 o 3 que lo sienten parecido y la sensacion de no estar solo en este loco mundo. Saludos

Aguz22 dijo...

Anónimo:

El alivio es mío; veo que somos varios los que compartimos este "don". Un don maldito, si se quiere, pues como bien dices, de alguna manera detectamos la tristeza, detectamos la muerte que se acerca.

saludos

Marbuselle Bartavelle dijo...

Los estudiantes de medicina lo conocen y en mi caso lo huelo también.

Aguz22 dijo...

Hola Marbuselle Bartavelle!

Gracias, bienvenida al blog, y a este extraño club. Agregas una pista más de este "don" que para muchos de nosotros era un misterio y una maldición.

saludos estudiantiles