lunes, 2 de mayo de 2011

El Nobel de la Paz y Osama Bin Laden

El reciente anuncio del presidente Barack Obama del asesinato de Osama Bin Laden me recordó esta frase de Homero Simpson (Ep1Temp22. Les suplico lo vean antes de seguir leyendo; es muy corto, 19 segundos):



Recordemos que Obama lo obtuvo por adelantado; ganó el premio Nobel de la Paz en 2009. Sin embargo, a nadie en EEUU le parece contradictorio el hecho de que un nobel de la paz se congratule por el asesinato de alguien; alguien a quien se ejecutó sumariamente, sin juicio; más aún lejos de que al público gringo le parezca reprobable este "detalle", tengo la seguridad que esta noticia será la que catapulte la campaña de reelección del presidente Obama, cuya popularidad estaba en su punto más bajo.
No me gusta ser malpensado, pero ¿ya vieron que el hecho se produce "coincidentemente" en día feriado (1o de mayo), en domingo, en la noche, en el horario triple A, el que asegura mayor teleauditorio; multiplicado éste por tratarse precisamente del fin de semana en que todosllos medios de comunicació nestaban atentos a la boda real inglesa y a la beatificación de Juan Pablo II? Es decir el momento ideal para dar un  anuncio sensacional y que todo el mundo se enterara al instante era ese día, esa hora y ese fin de semana. (es decir, no ocurrió en martes en la mañana, por ejemplo, siendo que una cacería humana por definición está sujeta al azar, y el golpe final podría ocurrir indistintamente a cualquier hora, cualquier día de la semana)
Mediática y propagandísticamente hablando, Bin Laden cayó en el momento perfecto para Obama; así como atacó las torres en el momento ideal para Bush.



Aunque siempre existe la posiblidad de que la buena suerte o incluso un milagro de el recién beatificado Juan Pablo II hicieran que todo ocurriera en el momento adecuado.
Desde ya apuesto doble contra sencillo: Obama electo presidente para un segundo periodo ¿Alguien interesado?

Actualización 3/05/2011
La aprobación de Obama se dispara tras anuncio de muerte de Bin Laden. Sube 9%. Incluso entre los republicanos (Obama es demócrata) mejoró su imagen.
Publicar un comentario