viernes, 20 de mayo de 2011

Bugs Bunny ó porqué los gringos son tan gandallas

¿Por qué los EEUU intervienen abiertamente en cualquier país del mundo? Ya sea de manera abierta, invadiendo y ocupando algún país que se les atravesó enfrente, o bien, influyendo en la redacción de sus leyes y en su política interna y externa. Dicho de manera coloquial, ¿Por qué los Estados Unidos son tan gandallas?  Hay dos respuestas:





Primero: Porque pueden hacerlo:
"El poderoso hace lo que quiere y el débil sufre lo que le toca".   Tucídides
"Quien puede recurrir a la violencia no tiene necesidad de recurrir a la justicia".      Tucídides 
"Un cordero estaba bebiendo agua de un riachuelo. Un lobo, que estaba ayuno, aparece, buscando aventura y atraído a este lugar por el hambre.
—¿Cómo te atreves a perturbarme bebiendo de mi agua? El lobo, lleno de rabia, amenazó:
—¡Serás castigado por tu temeridad!
—Señor —contestó el cordero—, que su majestad no se llene de cólera; considere que estoy bebiendo más de veinte pasos por debajo de ella, y por consiguiente, de ninguna manera puedo perturbar su agua.
—Tú la estás perturbando —replicó el animal— y sé que desde el año pasado estás tramando cosas contra mí.
—¿Cómo podría yo hacerlo, si ni siquiera había nacido? —preguntó el cordero—. Sólo tengo seis meses.
—Pues, si no eres tú, es tu hermano.
—No tengo.
—Entonces, es alguien de tu parentesco, ya que son poco respetuosos conmigo; ustedes, sus pastores y sus perros. Me lo han dicho: estoy deseoso de venganza.
Enseguida, el lobo se lo llevó al fondo del bosque y, sin más trámite, se lo comió".
Jean de La Fontaine 
Confieso que de niño, cuando leí por primera vez la anterior fábula, no lograba comprenderla. En las fábulas generalmente los malos son castigados y los buenos premiados; ahora entiendo que el mundo funciona de otra manera, y la fábula simplemente lo ilustra.




Segundo: Porque les parece correcto:

"Todas las guerras son santas, os desafío a que encontréis un beligerante que no crea tener el cielo de su parte". Jean Anouilh
"Que Dios se apiade de mis enemigos, por que yo no lo haré".  General George S. Patton
"...un príncipe no debe tener otro objetivo ni otra preocupación, ni debe considerar como suya otra misión que la de la guerra..."   Maquiavelo
"...haga, pues, el príncipe lo necesario para vencer y mantener el estado, y los medios que utilice siempre serán considerados honrados y serán alabados por todos..."   Maquiavelo
La propaganda norteamericana ha creado en su población la noción de que toda invasión, guerra u ocupación es no sólo correcta, sino necesaria.

Y uno de los medios más eficientes es a través de personajes con los cuales le gente pueda identificarse; aquí es donde interviene el simpático Bugs Bunny, el conejo de la suerte; famosísimo personaje animado de Warner Bros, presentado tal cual en 1940, en plena guerra mundial.
Famoso y carismático, mucha de la personalidad original de Bugs (a decir de sus creadores) es una mezcla de Clark Gable y Groucho Marx. De Gable tomó la ahora clásica pose en la que está recargado con un brazo sobre una cerca y con el otro comiendo una zanahoria, mientras habla con la boca llena. Gable apareció así en la muy popular (entonces) película "Sucedió una noche"; por lo que la pose de Bugs constituía una parodia de Gable muy evidente y reconocida por los espectadores de la época; tomando así de paso mucho del encanto y carisma del actor.



 La famosa escena de la cerca y la zanahoria de Gable

Y de Groucho imita su audacia, su temple en toda situación, aún cuando el peligro está muy cerca, y sus graciosas y osadas salidas; así como la frase "¡supongo que sabes que esto significa la guerra!". De ambos, toma la irreverencia.
Con tales "genes" resulta ser un éxito en su primera aparición, obligando a Warner a romper su costumbre de presentar cada personaje que creaban una sola ocasión (tanto así, que en su lanzamiento no tenía nombre propio, era simplemente, el conejo); una y otra vez el público lo pedía, y una y otra vez Warner volvía a ponerlo en otro cartoon. 
Así que para 1941, cuando los EEUU entran oficialmente a la guerra, Bugs es ya el personaje estrella de Warner; y como tal, se une junto con los otros estudios y personajes al esfuerzo bélico; ya sea adoctrinando, (si yo fuera estadounidense tendría que decir: "elevando la moral") o solicitando apoyo monetario mediante la compra de bonos de guerra. 


Bugs es perfecto para encarnar la lucha contra los nazis, porque muestra de manera precisa lo que los estadounidenses piensan de sí mismos; la manera en que se ven.
Ciertamente no fué creado con la intención de representarlos, pero su éxito se debe a que los norteamericanos se sienten representados en Bugs Bunny, y es precisamente su personalidad la que ayudará a explicar por qué aunque EEUU amenace, invada, bombardee, pelee, robe, asesine y torture, sigue siendo visto por su propia población como un país pacífico que a lo más que llega es a defenderse.

Y estas son esas características:

En sus aventuras, el Conejo de la suerte siempre se presenta en algún lugar (a veces está en su madriguera; otras, va de viaje, incluso al extranjero) de buena fe. Sólo quiere pasear, comerse algunas zanahorias exóticas, o está extraviado, pero no quiere causar ningún daño. Y siempre es su antagonista el que lo ataca primero; a veces Bugs intenta dialogar y hacer las paces, pero su enemigo, en su avaricia, cólera, y maldad intenta invariablemente acabar con él. Es en ese momento cuando dice su famosa frase "esto es la guerra"  y entonces sí, usa todos los recursos a su alcance para vencer a su enemigo: lo engaña (se disfraza, miente, etc), le dispara, lo bombardea, lo aplasta, puede hacer lo que sea, hasta que, invariablemente, sale victorioso; a fin de cuentas, el conejo simplemente "respondió al ataque", se estaba defendiendo.
 


Del mismo modo, los políticos norteamericanos jamás emprenden una guerra sin una previa campaña de odio en los medios de comunicación; aunque para ser justos, esto es común en toda guerra de la historia, de lado de los agresores; victimizándose, y acusando de agresión y ataque a el otro bando. (ingleses, indígenas americanos, mexicanos, españoles, japoneses, nazis, comunistas, árabes, etc). Cuando la opinión pública es favorable a la guerra, entonces la emprenden con toda la fuerza posible.

Bugs además, siempre comienza la pelea en desventaja (puesto que él es pacífico); sus enemigos invariablemente portan escopeta u otras armas, tienen garras o cuernos, son más grandes y fuertes. O empiezan la agresión por sorpresa.






Al comenzar la batalla, entonces sí se hace de armas, que pueden ser entonces ilimitadas en tamaño y cantidad, y su empleo tampoco tiene límite.




De la misma manera, los norteamericanos se ven como un pueblo pacífico, que sin embargo, puede y debe armarse y emplear esas armas en su defensa, sin importar que tan lejos llegue. Por ejemplo, no tienen problemas con haber usado la bomba atómica, a pesar de que cuando la lanzaron, Japón ya se había rendido, y lo único que solicitaban era la no remoción del emperador. (condición que depués de arrojar las dos bombas, los EEUU terminaron aceptando).
El no límite al defenderse es muy importante, pues con ese argumento han depuesto gobernantes legítimemente elegidos, derrumbado gobiernos, invadido, ocupado y apropiado de países. (o sus posesiones).

En resumen, Bugs Bunny es una caricatura simpática y carismática, cuya personalidad refleja lo que los norteamericanos piensan de sí mismos. A pesar de su política mafiosa y leonina; a pesar de que son los matones y/o abusivos del "vecindario" internacional por tamaño, agresividad y fuerza, y a pesar de que esto es evidente para el resto del mundo, el norteamericano común ve a su país como una nación pacífica, dedicada a hacer el bien, y obligada, a su pesar, a defenderse de los agresivos países que integran la humanidad.  Se ven como los Bugs Bunny del mundo. ¿Qué hay de nuevo, viejo?
Publicar un comentario