lunes, 18 de abril de 2011

Tim Burton vs Mozart

El otro día vi la extraordinaria película de Charlie y la fábrica de chocolate. Aunque no me refiero a la cinta de 2005 de Tim Burton y Jonny Deep; me refiero a la versión de 1971, Willy Wonka and the Chocolate Factory, dirigida por Mel Stuart y protagonizada por Gene Wilder. (¡si, existe una versión anterior, de 1971!) En mi caso, vi primero la versión de Burton, y llegué por azar a la de Mel Stuart, por lo que la comparación fue inevitable.Juanto a la primera, el Charlie y la fábrica de chocolate de Burton es torpe, forzada, e incluso altera partes muy importantes de la historia original. El Willy Wonka de Wilder es enérgico, astuto y simpático.
  Gene Wilder como Willy Wonka, El primer Wonka del cine  
El de Deep es torpe, amanerado y débil. El humor usado es más fresco en la versión "vieja"; incluso los escenarios, a pesar de la posible desventaja tecnológica en cuanto a efectos especiales no se ven superados por la película del 2005. En resumen, la nueva versión resulta (para mi gusto) inferior en todo aspecto. Sé que hay altas probabilidades de que esto sea leído por incondicionales tanto de Tim Burton como de Johnny Depp; les pido disculpas. Incluso debo aclarar lo siguiente, yo mismo soy un entusiasta admirador de cintas Burtonianas como Beetlejuice, Batman (1989), The Nightmare Before Christmas, y Mars Attacks!; me parecen geniales. Pero al mismo tiempo, sus remakes son espantosos: El Planeta de los Simios, Alicia en el país de las maravillas, y la mencionada Charlie.
Jonny Deep, el moderno Willy Wonka

 Pero sólo al comparar ambas versiones se nota la desfavorable diferencia. Igual pasa con el planeta de los simios de Burton y el original. Definitivamente, sólo a los más altos genios, como Mozart o Dante les está reservada la gracia de mantener la altura creativa siempre, sin desfallecer.
Publicar un comentario