martes, 19 de abril de 2011

El sexo en la publicidad

El uso del sexo en publicidad es muy común, y su empleo, evidente. ¿O no? ¿Siempre sabemos cuándo se está usando sexo para vendernos algo? No siempre es tan obvio, como en el anuncio de abajo. A continuación, una galería con ejemplos del uso evidente y también no tanto del sexo en la publicidad: 





2 ejemplos evidentes del uso de sexo en publicidad


Aquí lo hay que hacer una precisión: sexo, en publicidad implica cualquier representación erótica, explícita o sugerida, utilizada para atraer la atención sobre un producto o servicio. Característicamente, no tiene conexión directa con lo anunciado. Un ejemplo clásico son los anuncios de autos:



Kim Cattrall (Samantha) haciendo de las suyas en un auto

Y este es el uso más elemental de sexo en publicidad: La atractiva chica en el toldo de el auto. No nos dice nada de su potencia, prestaciones o precio: simplemente usa a la chica para atraer la mirada y asociar el producto a las mujeres hermosas. El truco es tan efectivo, que puede incluso prescindirse del producto y usar sólo a la chica:

Si, es un anuncio de autos.
 Claro, el sexo funciona para cualquier producto:




Hermosa mujer mostrando un mini televisor
 En este anuncio de mini televisiones, el sexo publicitario es usado en su versión más sutil, tanto que podríamos preguntarnos si este ejemplo vale para sexo en publicidad; y aquí entrarían consideraciones sobre lo que es erotismo y sensualidad, y sobre el análisis de la foto: la chica toma amorosa y sensualmente al televisor ofreciendo sus labios entreabiertos a él mientras sus ojos entrecerrados le ven con deseo; además sólo sirve para la misión de atraer la atención; ella no es una usuaria, no está en ademán de encenderlo, y por su posición ni siquiera puede ver la pantalla; ella es un hermoso y sensual señuelo para que veamos la imagen.

Por supuesto, en el terreno de la sutileza es donde hay oportunidad para los anuncios más ingeniosos, como este:

¡Es Q, la del 007! Con razón siempre puede mantener la calma.

Y hay otro terreno, que explota lo que llamamos "ojo sucio", que sería el equivalente visual de la "mente sucia". Imágenes que por su forma, color y acomodo evocan lo sexual, sin serlo en absoluto, pero que nuestro "sucio ojo" así ve.Ejemplos:



Efectivamente, es lo primero que pensaron:
comida


Anuncio de condones

Un polémico anuncio antitabaquismo en Francia.

 En otros no está claro si la intención era esa:























Anuncio de ¡Pan!


Y finalmente, una muestra de que el sexo en la publicidad ha existido desde que empezó la publicidad misma:

Anuncio de pan del gran Alphonse Mucha
Un sensual -y para mí, maravilloso, fastuoso- anuncio de pan.
(¿Qué tendrá el pan, que atrae estos temas, tan... -digamos- sabrosos?)
Publicar un comentario